lunes, 25 de mayo de 2009

LAS CRISIS


Foto:Diario de Navarra
Me produce angustia recordar la crisis de 1999-2000 en Ecuador. Paros por doquier, el mas impactante, el de los taxistas que paralizaron todo un país con caos y desorganización. Despidos masivos en las pocas empresas privadas, semblantes largos y tristes..sin esperanza. Y encima, la erupción del volcán Guagua Pichincha.
Se hicieron frecuentes las largas filas de gente intentando salvar su dinero a las puertas del los bancos, filas que pasaban hasta tres calles. La cadena de quiebras de bancos parecía imparable, siendo el mas sonado el del mayor banco de aquel entonces -el que mas clientes tenía, la mayoría gente de clase media- dejando sin sus ahorros de toda la vida a mucha gente, que en muchos de los casos, se quedó en la mas grande pobreza. Hubieron hasta suicidios.
Mientras la incertidumbre de la gente hizo que desesperadamente adopte decisiones radicales, como salir del país a como dé lugar por lo que se hicieron tambien frecuentes las largas colas ante los consulados extranjeros.
La inmigración masiva de ecuatorianos a países como España, Estados Unidos, Italia o Venezuela fue la consecuencia mas dolorosa de toda esta crisis, produciendo el desarraigo social y familiar con familias traumáticamente separadas, niños que de pronto quedaron a cargo de tías, primos, incluso vecinos. Abuelos de la noche a la mañana asumiendo una responsabilidad que creyeron ya superadas, cuando era el tiempo de que por fin descansen, tenían que hacerse cargo del cuidado y la educación de sus nietos. Parejas que separadas y como consecuencia de la soledad, adquierieron nuevos hábitos, entre ellos la infidelidad rompiendo sus matrimonios al cabo de poco tiempo.
Era triste ver a los familiares de los que se iban, llorando apoyadas a las alambradas del aeropuerto Mariscal Sucre, cuando el ultimo vuelo de Iberia salía rumbo a España.
Los que llegamos a España, guayaquileños, quiteños, lojanos, machaleños, nos contábamos unos a otros los motivos por los cuales tuvimos que emigrar. El cambio de moneda fue la principal causa.
Prácticamente todo se movía en dólares y las transaciones se hacían en esa moneda siendo que el sucre era la moneda oficial.
Con la dolarización decretada como medida desesperada por el gobierno de aquel entonces, una persona que tenía un sueldo de un millón quinientos mil sucres por ejemplo, equivalente a unos 177 dólares al cambio, al equiparar con esta medida el dólar igual a 25000 sucres, ya no ganaba 177 dólares sino 60, es decir de la noche a la manaña amaneció pobre y con deudas en dólares.
Es inevitable hacer un recorderis de todo lo que ha sido a mi vida a lo largo de estos 10 años.
Luego, ahora estoy viviendo otra crisis aquí en España. Tambien quiebran empresas, hay despidos, la gente protesta, dicen que no tiene que comer, que hay familias enteras en paro, incluso leí un comentario de alguien que decía que va a tener que emigrar en patera a Marruecos. Otros piden la dimisión del Presidente.
El gobierno, desesperado trata de cumplir con el mandante, haciendo lo imposible para salir del bache. Ha anunciado algunas medidas fiscales. Una de las medidas anunciadas será un bono de hasta 2000 euros para que la gente pueda cambiar su coche por uno del año. Lógicamente esto ayudará a las fábricas de coches españoles. Tambien el Gobierno nos ha invitado a los extranjeros a volvernos a nuestros países porque ya no nos necesitan, a cambio recibiremos nuestro paro en cómodas cuotas a cambio de renunciar a la tarjeta de trabajo y residencia. De los cinco millones de extranjeros que estamos, han aceptado 4200 personas.
El rechazo inicial de la sociedad española hacia los inmigrantes ha ido ventajosamente bajando de tono porque la prensa informa, que el colectivo mas afectado por esta crisis somos justamente los inmigrantes. Las empresas que mas quiebran son de inmigrantes, los primeros despedidos, luego de ser el colectivo con mas altas en la seguridad social, los inmigrantes. La tasa de paro y desempleo mas alta, lo ocupan los inmigrantes. Entre los morosos para pagar las hipotecas el porcentaje mas alto lo ocupan los inmigrantes, muchos por causa de los avales cruzados. Por ende, han bajado las remesas a nuestros países de origen.
Sinembargo, es difícil encontrar una mesa disponible en un restaurante de lujo, aunque ya empieza la primavera y las terrazas ya se están abarrotando de gente que disfruta de las tapas a la luz del sol. Cada feriado se producen atascos monumentales debido a los millones de personas que salen a disfrutar de los días de descanso. Se pagan hasta mil dólares por un abono en la plaza de toros para ver a José Tómas o por ver un partido de tenis donde disputan los grandes como Nadal y Federer. Hay largas colas para ver las películas que han ganado los Oscar. Los grandes almacenes se encuentran abarrotados de gente aprovechando las rebajas de cada temporada, con largas colas para pagar. La ultima feria de ante moderno ARCO, ha cerrado con igual volumen de ventas que el año pasado, con obras donde mínimo cuestan 10000 euros. Y ahora hay opciones mas atractivas -por la crisis- para viajar en vacaciones, ya no al extranjero sino dentro del mismo país.
Felizmente, los entendidos dicen que hemos tocado fondo y que ya se ven signos verdes de recuperación. Espero que sea así.
En fin, son dos tipos de crisis y dos tipos de verlas y vivirlas.

No hay comentarios: