miércoles, 28 de octubre de 2009

LA COMIDA ECUATORIANA (Parte1)

Fritada. Fuente: Google fotos

En algún lugar leí que para los franceses la comida era una mezcla de deporte nacional y bellas artes. En el caso de Ecuador es lo mismo pero al contrario, osea un deporte nacional pero SIN bellas artes.
Me explico.
Para empezar es impresionante lo variable, trabajosa y deliciosa que puede ser la comida ecuatoriana. Por poner un ejemplo, se me vienen a la mente la cantidad de preparados como acompañantes de bebidas calientes que tiene como son las humitas, los chigüiles, los tamales, los bolones de verde (sal), las tortillas de platano maduro(dulce), las empanadas de verde, sólo por citar algunas. Luego, como platos principales, los ceviches (el de camarón, reconocido a nivel mundial y el de concha, mi preferido), la guatita, las sopas como la de bolones de verde y el de arroz de cebada, el hornado o la fritada, por citar los mas importantes. Platos preparados con muchas horas de trabajo y de amor. Digo amor, porque no hay mejor comida que la preparada en el propio hogar ecuatoriano.
Sinembargo, al ser comidas tradicionales, más de lo popular, trasmitidas de generación en generación, las presentaciones no suelen ser de los más artísiticas y profesionales que digamos, considerando que a lo mejor al comensal común y corriente que va a un restaurante, sólo le interesa el sabor y el comer lo suficiente. Pero no por ello no deja de desagradarme y creo que a muchos les pasa lo mismo, que muchas veces las presentaciones no hacen justicia al sabor y al verdadero valor de nuestra comida. Esto lo he sentido mas en España, que no mucho en el Ecuador, porque contrariamente a lo que se cree, cuando se presenta el plato suele ser de lo mas sencillo, pero aquí ,la verdad es que ya raya la grosería.
Entiendo que los que regentan estos establecimientos son personas que a lo mejor luchan por sobrevivir y que desean preparar su cocina al colectivo ecuatoriano, pero no es menos cierto que hay muchos españoles y de otras nacionalidades que al tener conocidos o amigos ecuatorianos se interesan por conocer lo nuestro y la verdad es chocante encontrarse con restaurantes todo tétricos y con platos donde le sirven el hornado, los llapingachos, el mote, la ensalada, el chorizo, los plátanos fritos, todo en un mismo plato, que a mí personalmente antes de empezar se me quita el hambre. Sin la menor gracia o cuidado de detalles que son tan importantes por estos lares y todo para justificar los altos precios que cobran.
He podido observar que hasta los africanos o los colombianos, tienen restaurantes con una decoración hecha por profesionales, de acuerdo a las tendencias que se llevan, con presentaciones de los platos de alta cocina, que invita a través de los ojos a ser consumida.Todo ello pensado en comensales exigentes que piden no solamente sabor, sino tambien arte en la cocina.
Por eso creo que hoy por hoy, lamentablemente no existe en Madrid y en toda España al menos, un restaurante ecuatoriano que represente realmente el valor de nuestra cocina y que compita con la cocina de otros países que dignamente los representan.

No hay comentarios: