sábado, 14 de noviembre de 2015

PEQUEÑOS REGALOS DE LA VIDA



Hoy voy a contar de un episodio que me sucedió días atrás.

Resulta que estábamos con mi pareja paseándonos a las 10 de la noche por la plaza de Santa Ana que tanto nos gusta. En dicha plaza, existe un ambientazo permanente con terracitas llenas de jóvenes bohemios y turistas deseosos de marcha. Muchas de las veces también, nos hemos topado con uno que otro actor o cantante de moda.

Pero bueno, que íbamos relajados y disfrutando por una acera, hasta que de pronto nos tropezamos con una bolsa que contenía unos cedés que se desbordaban del mismo. Parecía que a la bolsa la habían puesto arrimada a un poste de señalización, con la intención que la recoja el camión de la basura.

Me agaché para comprobar qué mismo contenía la bolsa, pero mi pareja me lo impidió. Le daba mucha vergüenza por lo que decidimos seguir caminando. Pero yo no dejaba de voltearme deseando que nadie lo coja y en determinado momento no me aguanté y decidí ir a por ella.

Mi pareja se quedó escondida entre la gente y yo me acerqué otra vez a la bolsa y la agarré, para luego irme alejando del lugar tan rápido como pude hacerlo. Mientras caminábamos riéndonos por mi osadía, intentamos ver qué tipo de cedés eran, pero no pudimos hacerlo por la incomodidad de estar parados en media calle, así es que decidimos llegar a casa y comprobarlo tranquilamente.

En efecto, al llegar a casa vaciamos el contenido de la bolsa y nos llevamos una grata sorpresa ya que ésta contenía, verdaderas joyas musicales.

Entre los discos que descubrimos, se encontraban de los siguientes artistas:

-        Caetano Veloso
-        Los Tres Tenores
-        Fijación oral de Shakira
-        Concierto de Barbra Streisand discos 1 y 2
-        Celtas Cortos
-        Lo mejor de Mecano, discos 1 y 2
-        Barry White
-        Queen
-        Andrea Bocelli
-        Historia del bolero
-        Leonard Cohen, entre otros.

Luego de pasada la emoción, me puse a pensar: ¿Quién sería su dueño? ¿Acaso un hombre o una mujer que casi igualaban mi edad? Lo pensaba porque para tener a Mecano o Barry White, debía ser alguien que había vivido la época de la movida o de la fiebre de la música disco. ¿O sería tal vez una persona de gran sensibilidad musical? Porque habría que tenerlo para disfrutar de Barbra Streisand o de Andrea Bocelli. Pero lo que más me intrigaba era: ¿quién había sido capaz de recoger todos esos discos y tirarlos la basura?.

Para esto último, mi teoría y en base a experiencias anteriores, me llevaron a la conclusión que podrían ser por dos situaciones:

1.- Que un/a comprador/a compulsivo/a los compró y que luego se cansó de ellas que no supo qué hacer que decidió mejor tirarlos. Aunque personalmente no lo creo, suele pasar. He visto casos más o menos parecidos.

2.- Que el dueño murió y que sus herederos -posiblemente jóvenes-, no supieron qué hacer con esas “antigüedades” y decidieron deshacerse de ellas. Creo que ésta opción es la más probable.

En fin, sea lo que sea, llegaron a nuestras manos y nos sentimos como que hubiésemos encontrado un tesoro.

Me he convencido además, que muchas de las veces la vida nos da pequeñas sorpresas en los sitios más insospechados y que la curiosidad, no mata al gato como dice el dicho. Al contrario, al ser osada la curiosidad, puede que dé premios.

No hay comentarios: