sábado, 3 de diciembre de 2016

KIKE SARASOLA, "Más ideas y menos másters"





Revisando el otro día la prensa de negocios del Ecuador, me llamó la atención la cantidad de ofertas de másteres y postgrados con precios por decir poco, desorbitantes, los mismos que pueden alcanzar los 16.000 dólares o más. Una barbaridad, considerando que muchos padres con mucha ilusión están dispuestos a hacer cualquier sacrificio con tal de darles un futuro digno a sus hijos pero la realidad es que, luego aquellos rimbombantes títulos terminan en la gaveta de algún armario ya que es sabido por todos que en Ecuador existen, -por poner ejemplos- demasiados expertos en administración de empresas para pocas empresas o doctores que luego tienen que trabajar de taxistas ante el exceso de profesionales en estas ramas.

La revista incluía además, casi en su totalidad y como si de una ironía se tratase, historias de pequeños microempresarios que contaban de aliños, galletas, perros, tejidos, chocolates, helados, zapatos, ponchos, etc., quienes indudablemente y a tenor de lo que contaban, habían logrado un éxito más personal que económico, al montar pequeñas empresas que luego de invertir en su proyecto un pequeño capital producto de los ahorros o de la ayuda familiar, pero eso sí, con ganas de hacer algo novedoso, han generado trabajo y millones de dólares a las arcas del país.

Esto pone en evidencia sin duda, que los estudios universitarios -que si bien es cierto son necesarios para el desarrollo del país- tampoco son la panacea, por cuanto existen personas que no han querido o no han podido terminar sus estudios universitarios y sin embargo, han creado su propia empresa y pueden vivir perfectamente de ello.

Todo esto me ha hecho recordar de personas sin preparación universitaria que han tenido éxito aquí en España y son referentes a seguir, tal es el caso del empresario Kike Sarasola, dueño de la famosa empresa de hotelería ROOM MATE considerado ejemplo de innovación, modernidad y lujo, quien además ha compartido su experiencia en un libro con un título más que revelador: “Más ideas y menos másters”, el mismo que plasma las ideas y los pensamientos que le han llevado a ser el triunfador que es.

Y es así, que en el libro y en entrevistas que ha ofrecido, se queja que los jóvenes de hoy sólo piensen en títulos que si bien es cierto son necesarios, les atiborran de teorías que nada tienen que ver con sus instintos.

Sarasola como he dicho, no terminó sus estudios universitarios y a lo mucho que llegó es a ser campeón olímpico, lo que sin duda influenció poderosamente en su visión de negocios. Él confiesa que siempre fue una persona ávida de emprendimiento y por lo tal razón, buscó cómo hacer cosas diferentes que le diviertan y que las hagan únicas.

Por lo mismo. cuenta que un buen día, conversando con un amigo y con su marido acerca de sus ideales que como clientes esperaban recibir de un buen hotel, luego de analizarlo profundamente, decidieron aplicar estos ideales creando su propio concepto de hoteles es decir que sean bonitos, baratos y buenos. Y así nació Room Mate Hotels en la calle Campomanes de Madrid, donde según él, el cliente que llega a estos hoteles siente como si llegaran a la casa de un amigo.

El éxito con su cadena de hoteles considera que se debe a que viven pendientes de lo que se dice de ellos por internet, ya que el cliente se ha vuelto más exigente debido a que está más y mejor informado y aquella información que obtiene, hace que les permita mejorar en cuanto hay una mala crítica, así como perfeccionar en lo que va bien.

Además, cree que también parte del éxito se debe a que se ha potenciado los recursos humanos, al que no ha escatimado gastos en la selección de personal y en su formación, por tal motivo, sus empleados se han constituido en el puntal más importante desde donde ha crecido positivamente la empresa, al sentirse identificados e implicados con la empresa, lo que redunda en la atención al cliente. Es lo que llama “LA INFLUENCIA ENTENDIDA COMO MOTIVACION, ES MAS EFECTIVA QUE LA INVITACIÓN A LA PRODUCTIVIDAD”.

Además, cree que se debe ser positivo ante las adversidades y que un empresario debe crecerse ante la competencia y ante la crisis, prueba de ello es que él últimamente se ha sabido adaptar a la nueva forma de hospedaje como son las viviendas para pocos días, habilitando para ello viviendas para esta modalidad.

Su visión empresarial le ha permitido cosechar premios dentro de su rama, entre las que se encuentra la Medalla al mérito turístico a la Innovación entregado por el gobierno de Canarias, así como de empresas como TRIPADVISOR, El Confidencial, entre otros.

Un verdadero ejemplo de cuando se quiere crear y trabajar, no es necesario teorías pero sí mucho instinto empresarial.

No hay comentarios: