lunes, 1 de octubre de 2012

"EL ABRAZO" de Genovés, símbolo de reconciliación


Foto: El abrazo de Juan Genovés
Foto:pgerez.blogspot.com

Sin duda hay historias interesantes alrededor de pinturas famosas, por ello voy a compartir  una nueva historia que me pareció digna de ser conocida. Se trata del cuadro "El Abrazo", del pintor Juan Genovés (Valencia, 1930) y se encuentra en el Museo de Arte Moderno Reina Sofía.

En realidad el cuadro nunca lo he visto, porque simplemente no está expuesto en ningún sitio. La única vez que se tiene constancia que fue expuesto al público fue en el año 2009 durante tres meses y pese a ello, es famoso.

Y lo es, porque ha llegado a representar el espíritu de toda una época que marcó a España, durante el periodo conocido como la " Transición".

La imagen del cuadro representa a un grupo de personas que se reencuentran, se abrazan y parecen decididos a avanzar hacia un lugar, lo que interpreto por su fondo blanco como hacia el futuro. A esos hombres y mujeres se los ve optimistas y confraternizando, como si dijeran:  "Hemos ganado y a partir de ahora, todo será mejor..."

Según descripciones recogidas por los medios, "El Abrazo" es una pintura realizada en acrílico sobre tela de 1,50 mtrs por 2 mtrs y que fue encargada al pintor Genovés durante la dictadura franquista, por parte de la Junta Democrática de España desde la clandestinidad, para que represente el pedido de amnistía y libertad para los presos políticos, además de la libertad de asociación política y la convocación a elecciones. Por lo mismo, inicialmente su nombre fue "Amnistía" y su fecha oficial de creación es el año de 1976.

Posteriormente se había encargado además, la realización de unos 25.000 carteles con la imagen, pero éstas fueron secuestradas antes de ser distribuídas y el pintor encarcelado pasando siete días de prisión en la cárcel de Puerta del Sol, acusado de distribuición de propaganda subversiva.

Ya en libertad y luego de algunos meses, el pintor decidió vender la pintura a un coleccionista de Chicago, aunque tras el Franquismo y con la joven democracia presidida por Adolfo Suárez, se consideró que el cuadro era representativo para España por lo que realizaron gestiones para recuperarlo.

Para ello, se propuso al coleccionista de Chicago cambiar "El Abrazo" con otro de los cuadros del pintor, a lo que él aceptó entendiendo que ese cuadro debía volver a España, ya que era un símbolo histórico de la reconciliación en la España moderna.

Curiosamente, al llegar a España el cuadro se extravió, encontrándosele luego, confundido entre varias cajas en la aduana.

Con los años, el cuadro volvió a cobrar protagonismo cuando se encargó al mismo pintor, realizar una escultura inspirada en el mismo,  para recordar la matanza de los abogados laboristas en 1980, quienes tenían su despacho en la zona de Atocha, encontrándose actualmente la escultura en la plaza de Antón Martín. Se dice que se escogió la imagen de ese cuadro, porque en el despacho de las víctimas, estaba el cartel de "El Abrazo".

Genovés considera que ese cuadro ya no le pertenece y que su imagen pertenece ahora a todo el mundo.

Este cuadro también ha servido de imagen para la ONG "Amnistía Internacional".

Personalmente no viví el período de la Transición, pero a través de la hermosa imagen de "El Abrazo", pude percibir el ambiente que se respiraba en aquella época, que lamentablemente hoy no se vive. Creo que es necesario recobrar ese espíritu, sobre todo entre sus líderes y políticos, porque la ciudadanía percibe  una crisis de país, debido a la desunión y la falta de solidaridad, siendo quizás lo peor de esta crísis que estamos viviendo.

No hay comentarios: