sábado, 15 de septiembre de 2018

RUPI KAUR, poesía feminista







Poco me gusta la poesía y será porque me parece un poco complicado de leerla y de crearla, aunque, algunos famosos poetas como los tan conocidos Neruda, Vallejo y Mistral, lo hicieron tan fácil que aquello, sirvió para que al menos, la conozca.

Menos mal que ahora, he tenido la suerte de conocer a una joven poeta y dibujante canadiense de origen hindú que está rompiendo moldes y que, por lo mismo, es sumamente popular, especialmente entre las mujeres y los jóvenes. Se llama RUPI KAUR y se ha hecho famosa a través de Instagram donde ha publicado bellos dibujos y poemas basados en su sentir que, casualmente es el sentir de la mayoría de las mujeres y de los jóvenes en general ya que, como ella misma dice en una entrevista publicada en un medio español, su poesía también llega a los hombres ya que también son víctimas del machismo, al sentirse oprimidos y limitados.

Sus propias experiencias al ser una mujer inmigrante que llegó a tempranas edades junto con su madre al Canadá, más sus referentes literarios como Khalil Gibran y Amrita Pritam, parecen haber influido en la temática de su obra que resume desamor, reflexiones acerca del machismo, la soledad, los problemas de identidad o el desarraigo.

Creo que, ante ello, y luego de haber realizado publicaciones con millones de libros vendidos especialmente OTRA MANERA DE BESAR TU BOCA, la mejor forma de conocerla es a través de su poesía que trascribo las que más me han gustado:


“¿Pensabas que yo era una ciudad
lo bastante grande para fugarte un fin de semana?
soy el pueblo que la rodea
aquél del que nunca has escuchado
pero por el cual siempre viajas
aquí no hay luces de neón
ni rascacielos ni estatuas
pero hay un trueno
que hace temblar los puentes
no soy carne callejera soy jalea hecha en casa
tan espesa como para cortar lo más dulce que tus labios hayan tocado
no soy sirenas policíacas soy el crujir de una chimenea
yo podría incendiarte y tú no podrías arrancar los ojos de mí
porque me vería tan hermosa que te sonrojarías
no soy una habitación de hotel soy un hogar
no soy el whisky que quieres
sino el agua que necesitas
no vengas con expectativas
no intentes hacer vacaciones en mí”

“Nuestras espaldas
narran historias
ningún libro
que soporta
mujeres de color”

“No te dejé porque haya dejado
de amarte, te dejé por cuanto
más tiempo que quedaba contigo menos
me amaba”


No hay comentarios: