domingo, 22 de julio de 2018

LAS PELÍCULAS DE MI VIDA


Debido al éxito que, al parecer, ha tenido mi artículo “Las canciones de mi vida”, me he animado esta vez, a hacerlo con las películas.

Y es un tanto difícil definir las películas de mi vida en un solo artículo por cuanto serían unas cincuenta, las que me han dejado una huella endeble tanto en mi memoria como en mi corazón, de tal manera que, luego de analizarlas bien y de haber mencionado algunas a lo largo de este blog, las he dejado solamente en diez las que serían para mí, las más representativas.

1.- TRILOGIA “EL PADRINO”.- Parecería redundante incluir esta serie de películas del afamado director Frank Coppola en esta lista, ya que figura en la mayoría de las listas especializadas, pero es que irrefutable que es la mejor de toda la historia del cine ya que, no solamente reúne a los mejores actores de la época como Al Pacino, Robert de Niro, Marlon Brando, Diane Keaton o Robert Duvall, sino que concentra en una sola película, además de una excelente fotografía, un original argumento, un buen diseño de vestuario, un impactante final, etc., etc. Sin duda, la mejor e insuperable.


2.- LUCES DE LA CIUDAD.- Si algo me convenció que Charles Chaplin era un genio, es esta película. Y fue bonito para mí, ya que había disfrutado la mayoría de sus mejores películas así como también, de sus cortos que, desde pequeña, los pasaban por televisión. Pero fue con esta película que conciencié de su genialidad ya que, además de provocar risas -lógicamente tratándose de Chaplin-, me provocó también lágrimas de tristeza, alegría y conmoción al mismo tiempo, algo ya difícil puesto que, debe ser complicado hacer reír, no se diga hacer llorar y más, sin decir una sola palabra. Solamente por ello es, sin duda, un gran clásico del cine universal.


3.- AMELIE.- Para mí es el realismo mágico hecho película. Una forma de hacer películas de forma diferente o saliéndose del formato al que habíamos estado acostumbrados desde siempre. Además, muestra un París que se ajusta a los tópicos románticos de siempre, así como también -como suele ser con las grandes películas- cada vez que la veo de nuevo, descubro un detalle o una frase nueva sin llegar a cansarme nunca de la obra.


4.- HISTORIA DE UNA MONJA.- En esta película Audrey Hepburn está genial y lejos del injusto encasillamiento de actriz de comedias románticas y llenas de glamour en que se la involucró. Hepburn, demuestra que es una actriz dramática en todo el sentido de la palabra ya que su actuación refleja la lucha interior de una monja, que se debate frente a su compromiso adquirido como monja con sus deseos como mujer y persona. Su final, además, me parece uno de los más hermosos e impactantes de la historia del cine.



5.- EL PLANETA DE LOS SIMIOS.- Fue la película que me sitúo por primera vez del lado de los animales. La soberbia actuación de Charlton Heston, nos permitió cuestionarnos de la parte bestial de los hombres, haciéndonos reflexionar en los sentimientos y angustia que ellos deben sentir al ser utilizados y maltratados por los hombres y que al final, también provoca nuestra propia destrucción como humanidad. Un clásico también.


6.- EL GRADUADO.- Al haber nacido a mediados de los sesenta y cuando empecé a tomar conciencia de mi realidad en los setenta, me pareció estar viviendo la resaca de aquella década importante del siglo XX. El Graduado, me permitió adentrarme en aquella época. También fue una película que quiso romper moldes, contando de forma dinámica la vieja historia de amor entre un adolescente interpretado por un jovencísimo Dustin Hoffman y una mujer mayor interpretada a su vez por la gran actriz que fue Anne Bancroft a quien, ya la había visto soberbia en “El milagro de Ana Sullivan” y que en esta película lo borda, al interpretar a una mujer mayor con solo 37 años de edad. Todos, acompañados de las composiciones musicales de Simon & Garfunkel que no hacen sino, aumentar más esa sensación de que los sesenta fueron prodigiosos.



7.- EL LADO BUENO DE LAS COSAS.- Película actual que, sin embargo me impactó porque ¿quién puede apostar por la historia de amor entre dos locos?. La película fue un éxito, demostrándome, además, que Hollywood puede seguir dando obras maestras aun cuando ya parecía todo perdido, debido al auge de películas europeas, principalmente. Pese a que Robert de Niro tiene a su haber inolvidables películas como La Misión, Taxi Driver, entre otras, me parece, ya en su vejez, genial porque, pese a que su hijo está loco, más loco parece estar él, dando con su actuación a la película, aquel matiz que se necesita para que la película sea digna de ser premiada como, efectivamente, lo fue.


8.- EL HIJO DE LA NOVIA.- Para mí, la mejor película latinoamericana de la época actual. Ni qué decir de Ricardo Darín que, cualquier elogio, es insuficiente. Basta decir que, su sola actuación en cualquier película, ya es garantía de éxito comercial. La grandeza de la película para mi, está en que, a partir de una sencilla historia de crisis personal, se pudo construir belleza, reflexión, alegría, tristeza y todos los sentimientos que buscamos cuando vamos a ver una obra de arte en una sala de cine.


9.- LA VIDA DE LOS OTROS.- De muchas películas europeas la escogí indudablemente a ella puesto que, fue una película sorprendentemente bella, no solamente para mí, sino para los críticos de arte ya que, nos permitió ver la realidad de la época de la guerra fría en la Alemania comunista, a través de una historia que nos mantiene en suspenso hasta un inesperadísimo final, que hizo que entre por la puerta grande al olimpo de los grandes clásicos  del cine universal.


10.- LOS SANTOS INOCENTES.- Quise incluir una película española en esta lista y la verdad, se me ha hecho un tanto difícil por cuanto, en lo que yo considero la mejor época del cine español, es decir, finales de los 70’ y principios de los 80’, se intentó producir buenos filmes destacándose verdaderas obras de arte- entre otros- como “Carmen” o “El Crimen de Cuenca” y definitivamente, me decanté por esta, ya que reúne no solamente a los mejores actores de la época como un ya maduro Alfredo Landa, un consagrado Paco Rabal, Juan Diego o Terele Pávez sino que refleja la vida de la población fronteriza con Portugal en la época franquista, basándose en una obra literaria de Miguel Delibes y llevando a la concienciación de una realidad ignorada por muchos pero presente todavía. Como toda buena película, tiene también un final sorprendente.



No hay comentarios: