viernes, 15 de febrero de 2019

TODO LO QUE QUISIMOS SER, de Jessica Jiménez




Había visto documentales y leído varios reportajes acerca de la migración española hacia América y Europa durante los siglos XIX y XX y, de manera particular, durante la Guerra Civil Española y la postguerra, descubriendo que tenían en común, el hecho que había gente que no tenía recuerdos o evidencias físicas de sus familiares o conocidos que habían salido del país en condiciones evidentemente extremas, por lo que, ante la falta de imágenes o documentos que reflejen de alguna manera las razones de su salida, sus itinerarios o las condiciones en qué vivieron luego en los países donde habían calado, decidieron crear asociaciones para recopilar toda esa información y principalmente, para que “no se pierda la memoria” además de permitir a quien quiera conocer o investigar acerca de esta dura etapa de la historia española, pueda hacerlo.

 Y fue ésta la razón que me llevó a escribir este libro al ser, además, afectada y protagonista en primera persona de un proceso migratorio desde Ecuador hacia España durante su época más difícil que fue desde el año 1997 hasta el 2001 y también, porque percibí que era necesario exponer esta parte dolorosa de nuestra historia pero, desde un punto de vista novelístico ya que la información estadística y social en cambio, goza de abundante información gracias a la preocupación de los respectivos gobiernos de ambos países.

TODO LO QUE QUISIMOS SER entonces, quiere preservar la memoria de esta etapa con una novela que no habla de hechos reales, pero sí, que está inspirada en ellos, con historias que pueden ser la de una madre, la de un sobrino o la de algún amigo, ya que se sitúan no solamente dentro del contexto del drama de la migración sino también, de la vida misma.

Espero sea del agrado de todos y se lo puede encontrar en las principales librerías, en las plataformas digitales como Amazon o a través de este link:
https://www.caligramaeditorial.com/libro/Todo-lo-que-quisimos-ser.htm/

viernes, 1 de febrero de 2019

EL CLIENTE SIEMPRE TIENE LA RAZÓN


                                                             Foto: todomkglog.com

Buscando información sobre alguna ley que defienda los derechos de consumidores y usuarios en Ecuador me encuentro que existe una, aunque parece ser que no se lo aplica puesto que es frecuente escuchar quejas de malos tratos al ciudadano, tanto por parte de empresas públicas como de privadas.

En mi caso personal, pese a vivir fuera de Ecuador, he requerido algunos servicios para trámites personales y es decepcionante que ni siquiera un simple correo electrónico, sea contestado pese a contener atractivas y elegantes páginas web que no se corresponden con el trato recibido, teniendo que recurrir entonces, a familiares para que lo hagan con el correspondiente gasto económico, emocional y físico adicional que ello requiere.

Todo lo anterior, aunque no se lo crea, representa grandes cantidades de dinero en pérdidas para el país ya que se pierden también potenciales consumidores lo que, tal actitud me lleva al convencimiento que dichas empresas gozan de una situación tan privilegiada que no les importa perder un cliente puesto que, den el trato que den, en el caso de las instituciones públicas, sus funcionarios siempre tendrán su trabajo asegurado y en el caso de las empresas privadas, como se sabe, lo paga el pobre trabajador asalariado ya que éste, solamente recibe instrucciones que debe cumplirlos para no perder su trabajo dando la cara al cliente y recibiendo por tal razón, todas las quejas y reclamos que no se merece.

Hoy por hoy, se sabe que en el mundo moderno las empresas están en la obligación de ser más competitivas ya que, la tecnología digital, avanza a pasos agigantados de tal manera que aparecen plataformas digitales donde se le da al cliente la posibilidad de ser más interactivo, valorando o emitiendo quejas por los servicios mal recibidos. Se ha dado el caso que el trabajador pide que se le valore positivamente porque de ello, depende su futuro en la empresa. Por mi parte, siempre le doy un visto bueno y si me piden opinión, valoro el servicio de la empresa en conjunto y es gratificante comprobar que muchas de las veces, las opiniones son tomadas en cuenta mientras el trabajador mantiene su trabajo.

Indudablemente, todos estos avances están sirviendo para que el cliente sea más exigente y esté más informado ya que, al menos en los países más avanzados, exigen que los productos, por ejemplo, no provengan de explotación infantil o que no contengan productos transgénicos o genéticamente modificados. También, poco a poco dejan de ser consideradas solidarias, las compras de pequeños micro empresarios que producen productos agrícolas orgánicos convirtiéndose en habitual comprar lo que les conste que proviene directamente de la huerta al consumidor, redundando en un justo precio para el productor.

En Ecuador, grupos de ciudadanos pese a la desinformación y desconocimiento de sus derechos, utilizan algunas plataformas con el caso del Facebook con la página llamada TE AVISO PARA QUE NO LOS COMPRES Y DENUNCIES A LOS ESTAFADORES donde la gente, además de desahogarse y quejarse, se informa de sus derechos y de las pautas que debe seguir para obtener un resarcimiento por su mal trato o producto recibido, aunque falta aún mucho por hacer.

Sé, en un principio, que las quejas las recibe la Defensoría del Pueblo, aunque sería ideal que se cree una institución expresamente para ello como en España existen las Oficinas de Atención al Consumidor que están distribuidas a lo largo de las ciudades y que son dependientes de la Dirección General de Comercio y Consumo, además de Oficinas de Información al Consumidor y de Asociaciones de Consumidores constituidas por ciudadanos que buscan hacer valer sus derechos.
Todos ellos, en conjunto, luchan y trabajan para una mejor atención de los servicios lo que se transforma también en una buena calidad de vida.

miércoles, 16 de enero de 2019

ESPAÑA, morir de éxito

                                                       Foto: bellotakate.com

                                                       Foto: madridmascercadeti.com


Hace algunos meses salió una noticia en la revista cultural que se distribuye a millones de lectores TIME OUT, indicando que el madrileño barrio de Lavapiés era el más "cool", "guay" o "chévere" del mundo, provocando por tal razón, la alegría de muchos madrileños aunque, paradójicamente también, el malestar de la mayoría de sus residentes puesto que, lo que inicialmente se concibió como un proyecto de recuperación del barrio a lo largo de las décadas 90’, al ser un barrio que a partir de los 70’ entró en franca decadencia sufriendo por ello, el abandono de las autoridades y llenándose luego de jóvenes e inmigrantes que relevaban a los vecinos originales debido principalmente al bajo precio de sus alquileres y siendo incluso ocupado por los llamados OKUPAS, se crearon entonces, muchos espacios culturales a la par que se rehabilitaron y dieron otros usos a edificios emblemáticos, además de apoyo a emprendimientos a particulares y de esta manera, se subió la autoestima de sus vecinos mientras el barrio se convertía algo atractivo turística, social y culturalmente.

Muy pronto el proyecto tuvo tanto éxito -al igual que otros barrios del centro de Madrid- que provocó un efecto adverso, contagiado por la nueva epidemia de las grandes urbes, como es la GENTRIFICACION que no es sino, la transformación del barrio debido a los altos costes de alquiler y de venta provocando que la gente salga obligadamente de su barrio para dar paso a hoteles, restaurantes de lujo, es decir, servicios dedicados exclusivamente a turistas o gente de altos recursos económicos.

Todo por querer hacer del barrio algo vivible.

Un caso parecido también se ha dado en el campo de la agricultura, cuando, en un programa de televisión de investigación periodística, contaban que el dueño de una granja de sembrío, cosecha, recolección y exportación de alfalfa, recibió la atractiva oferta por parte de una empresa saudí para comprarla. Los saudíes estaban impresionados de cómo se manejaba la empresa, la misma que, como es lógico, seguía los procedimientos exigidos para cualquier empresa agrícola española, además de sus obligaciones administrativas, fiscales y laborales dispuestas en la legislación lo que, seguramente no se daba en su país y por lo que los saudíes, aceptaron el precio propuesto por el dueño con la condición -eso sí y de mala gana por parte de los compradores- que su antiguo dueño, siga de administrador de la misma hasta que obtenga su respectiva jubilación.

No sé si se puede considerar un caso de éxito o de muerte por éxito ya que, si por una parte la empresa se queda en España, por la otra, su dueño, pasa a ser un extranjero lo que dependería entonces de la óptica que cada cual quiera ver, lo que, por mi parte creo que da igual porque los trabajadores de la empresa, seguramente será gente que vive y tributa en España.

Por último, quizás el caso más asombroso de muerte por éxito que no sé qué consecuencias acarrearía en el futuro y que, personalmente me atrevo a asegurar no son nada halagadoras para los consumidores españoles, es el caso del “jamón ibérico”, producto gourmet por excelencia que ha conseguido prestigio internacional gracias a chefs que los han dado a conocer y a turistas que han venido a degustarlo personalmente.

Tanto es el éxito del jamón que se ha intentado producirlos en otros países, de manera especial en China -los mayores falsificadores del mundo, como se sabe- con el lógico fracaso, ya que las condiciones para un buen jamón dependen del ambiente en que se rodea el animal, de la bellota que consume y que se ha producido en las dehesas ibéricas, de la crianza del animal siguiendo las estrictas normas municipales y de la denominación de origen, entre otras. A los chinos que, debemos recordar, superan en población más de mil millones y su nueva clase pudiente, le apetece el producto para lo cual, no dudan en pagar seis, siete, ocho mil euros, los que sean necesarios, jamones que normalmente pueden costar 300 o 400 euros.

¿Qué pasará en el futuro con tantos miles de solicitantes de jamón si, para producirlos, se necesitarían millones de piernas cerdos con hasta 5 años de maduración, lo que no cubriría la demanda nacional y subiendo por ello su precio, hasta hacerlos inalcanzables para la población española? Quedaría su consumo solamente para aquellos que puedan pagarlo, indudablemente.

Tanto éxito ha provocado entonces, que se vuelva todo contra la misma ciudadanía.

viernes, 28 de diciembre de 2018

LA SOLIDARIDAD SELECTIVA



                                          Foto: contrainfo.com

Los últimos acontecimientos suscitados durante las últimas semanas, me han llevado a la reflexión por la forma que tiene la sociedad ecuatoriana de reaccionar ante hechos que afectan a los derechos de las personas, eso si, dependiendo de la tendencia social, política o económica que estos posean.
Y es para mí incomprensible porque, ante ciertos casos, toda la sociedad se levanta haciendo evidente su malestar sea, mediante opiniones, creando corrientes de opinión o bien, liderando formas de lucha para exigir que se respeten dichos derechos que aparentemente están siendo vulnerados.

Por ejemplo, cuando por parte de quienes se encargan de guiar la opinión pública y más, si éstas son periodistas o editorialistas, se observa claramente, o un total desconocimiento de la problemática que las rodea o quizás, una falta de sororidad con las víctimas ecuatorianas cuando, al contrario, sí se hacen eco -y no es la primera vez que lo hacen- de casos de violación y/o asesinatos de mujeres españolas o argentinas como el de la profesora española en Huelva o el de la actriz infantil en Argentina que, mientras en el mismo diario guayaquileño -menos mal- otro editorialista sí reflexionaba en el hecho que en Ecuador en lo que va del año, ya eran más de 75 los casos de femicidios mientras que en España, siendo una población casi cuatro veces más que Ecuador, llegan a los 96 lo que, con la cantidad de medios de comunicación de todas las tendencias ideológicas y políticas que existen, revientan de información y análisis de esta problemática social que, tal vez por ello, sus ecos llegan hasta Ecuador por lo que, no hace falta un análisis más ya que, al contrario, los casos ecuatorianos no tienen el mismo seguimiento puesto que no pasan de la sección de Sucesos en sus medios, tal como sucede con el caso de Verónica Ocaña que, hasta este momento, no se sabe en qué situación se encuentra y por lo mismo, poquísimas personas se han solidarizado con ella.

Lo mismo sucede con casos aún más graves como el del ex vice presidente Jorge Glas, quien se declaró en huelga de hambre en protesta por las condiciones en que se está llevando su estancia carcelaria y que su decisión, al ser una herramienta de lucha no violenta y donde al parecer, estuvo dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias para demostrar que tenía razón, los medios de comunicación poco informaron y si lo hicieron, fue para ironizar o para mofarse de ello, llegando incluso a decir que al lugar donde fue trasladado, iba a comer la comida típica de allí. Ni qué decir de las redes sociales que siguieron la misma tónica llegando incluso -ante la falta de información supongo- a  asegurar que era mentira que estaba en huelga o que, estaba bien que se muera ya que había robado y es lo menos que podía hacer para resarcir lo sustraído. Todo lo contrario a lo que sucedió con el coronel César Carrión por ejemplo, famoso porque supuestamente había puesto un candado en el hospital donde estuvo secuestrado Rafael Correa y que, por tal razón, pasó casi seis meses en la cárcel. En esa ocasión, la prensa no cesó de sacar editoriales de apoyo ante lo que consideraban una clara violación a sus derechos humanos, así como exposiciones lastimeras y constantes de sus tiernos hijos y de su esposa por medios audiovisuales. Finalmente fue declarado inocente y salió de la cárcel entre vivas, aplausos y una cobertura mediática desmesurada.

En el caso de Glas, ante la falta de pronunciamiento del gobierno y luego de casi 50 días de huelga, finalmente desistió de ello, gracias al pedido de sus escasos seguidores y sin que hasta el momento nadie representativo, pero absolutamente nadie, incluyéndose grupos sociales o de derechos humanos, haya hecho algún pronunciamiento al respecto sea de apoyo o de reflexión sobre este asunto y mucho más, en una sociedad que se declara en casi un 80%, abiertamente cristiana. Lamentable.

A propósito de ello y como un mensaje de reflexión sobre lo que acabo de mencionar, recordaba que hace muchos años aquí en España, la prensa dio amplia información sobre la huelga de hambre en la cárcel aduciendo razones políticas y judiciales de un famoso y sanguinario etarra, Iñaki de Juana Chaos, quien tiene a su haber el triste historial de una veintena de asesinatos y, el gobierno de aquel entonces, precauteló sus derechos brindándole toda la atención médica necesaria e incluso, se le atenuó su pena, algo que como era lógico, provocó en la sociedad su desacuerdo pero que al final, la respetó al considerar que se le estaba dando una lección de humanidad a alguien que, no la tuvo en cambio con sus víctimas, es decir, se dio el mensaje a la sociedad en el sentido que si alguien es mala persona, el gobierno, es decir, el representante de la sociedad española, no tenía por qué también serlo.

miércoles, 12 de diciembre de 2018

LA ESCUELA DE LA ABUELA, de Jorge de la Torre Saltos




Acabo de leer un precioso libro titulado “La escuela de la abuela” del escritor, poeta y compositor chimbeño Jorge de la Torre Saltos quien, mediante una narrativa amena y creativa, me ha transportado a ese pequeño pueblo perdido de los Andes ecuatorianos que, sin embargo, abarca muchas historias y vivencias como bien lo ha relatado Jorge en su libro y que sin duda, se asemejan mucho a las vividas por muchos chimbeños y descendientes de los mismos, como es el caso mío particular.

La historia gira, además, alrededor de las mujeres más importantes de su familia durante sus primeros años, es decir, su madre y su abuela quienes, como había manifestado en alguna ocasión en este blog, al igual que la mayoría de las mujeres ecuatorianas, ayudaron a llevar el peso económico del hogar en una época en que no se tenía ni la más leve idea de lo que significaba la palabra “feminismo” y trasmitiendo con ello, ejemplo, saberes y experiencia. Cabe recalcar que para lograr aquello, contaban con el apoyo incondicional de sus maridos o padres que, por una cuestión de practicidad tal vez y tratándose de llevar el pan a la boca de sus hijos, no dieron lugar a actitudes discriminatorias.

Jorge de la Torre hace también, una reseña política, histórica y sociológica de San José de Chimbo para lo cual, se vale como lo había mencionado, de sus propias experiencias y anécdotas personales donde no faltan el humor y la reflexión personal y por lo mismo, es curioso comprobar mientras avanza la lectura que, pese a ubicarse la historia a mediados del siglo XX, sin embargo, la ciudad no vivía ajena a los acontecimientos mundiales lo que no evitaba que sufra carencias que lamentablemente aún persisten en el siglo XXI.

Luego de leer "La escuela de la Abuela", me estoy adentrando ahora en su fase poética que, como era de esperarse también sorprende por su originalidad y creatividad, así como en la de compositor de canciones que, como cantante frustrado que es según lo confiesa él mismo, sus creaciones ventajosamente son interpretadas por muchos cantantes, entre ellas, la maravillosa voz del también chimbeño Oscar Rojas.

Sin duda, un aporte más a la cultura bolivarense y ecuatoriana que, como agua fresca llega en estos momentos de desierto creativo y que sirve para que las nuevas y antiguas generaciones se recreen con los acontecimientos que forman ya parte de la historia y la cultura de sus pueblos.


sábado, 24 de noviembre de 2018

EL GRAN VALOR DE LA COMIDA ORGÁNICA


Foto: Productos de pequeños micro empresarios de la agricultura en Ecuador

Seguramente mi hermano menor se llevaría las manos a la cabeza al constatar que, aquello que despreciaba olímpicamente en su niñez, es ahora algo de gran valor ya que los grandes chefs de la cocina internacional, están dispuestos a pagar lo que sea por los productos naturales y ecológicos, aquellos que precisamente él despreciaba. 

Todo empezó porque hace algunos años, cuando mi padre tuvo que cumplir con una responsabilidad pública durante cuatro años, tuvo que viajar a su ciudad natal acompañado de mi madre y de mi hermano que en ese entonces tendría unos 10-11 años. El caso es que mi hermano, seguramente al sentir un sabor diferente a la comida de pueblo, llegó a detestar la leche de vaca, los huevos de gallo y gallina o la gallina de campo. Y aquello era gracioso para nosotros escucharle que le pedía a mi madre que le dé por ejemplo “leche de cartón”, “huevos de incubadora” o “pollo del supermercado” porque, caso contrario, simplemente no comía. Incluso un plato típico ecuatoriano muy bueno que consiste en arroz seco con estofado de pollo, lo pedía diciendo que quería “un seco de pollo, PERO, SIN POLLO”.

Hasta ese punto llegaba. Y no recapacitaba pese a que le hacíamos ver de las bondades de la comida del campo, de la comida natural.

Lamentablemente, esa actitud hasta el día de hoy persiste, al preferir la mayoría de la población productos manipulados, envasados, industrializados en vez de lo que nos da generosamente la madre tierra. En Ecuador, concretamente, pequeños microempresarios que sin saberlo, realizan una agricultura orgánica por ejemplo, al no utilizar fertilizantes o pesticidas químicos, solo abonos naturales cuyos conocimientos los han heredado de sus ancestros y que, sin embargo, se enfrentan diariamente en los mercados o en las calles a un brutal regateo de sus productos precisamente por no estar expuestos en espaciosas y elegantes superficies, reduciendo sus ganancias a niveles tan ínfimos que no les permite vivir dignamente de ello que, por lo mismo, inmigran hacia las grandes capitales a la par que abandonan las tierras teniendo que importarse productos que muy bien pueden proveerse dentro del país y constituyéndose ellos mismos, en un problema social típico de las ciudades urbanas sudamericanas.

Leía en un reportaje a propósito de ello que, por ejemplo, un pollo que normalmente cuesta unos 3 o 4 euros, al ser de campo, en cambio, un cocinero famoso estaría dispuesto a pagar 12-13 euros por él, al considerar que su sabor es inigualable aparte que sus comensales quieren saber qué comen y de donde proviene el producto, prefiriendo evidentemente lo que no sea artificial. Todo ello, si se encuentra un productor que le provea el producto de manera regular, caso contrario como en el caso de las hortalizas, verduras y frutas que se los obtiene en determinadas temporadas, se han visto muchos de los prestigiosos restaurantes a crear sus propias huertas donde ellos mismos controlan que no se agreguen elementos extraños a sus productos en crecimiento, además de evitar el tener que esperar que sea la época del año en que se dan. En Ecuador en cambio, al ser su clima primaveral todo el año y su tierra de origen volcánico y por lo mismo, tan prolífica, disfrutamos de los productos tranquilamente durante todo el año y, sin embargo, no se aprovecha este privilegio.

También es común para mí escuchar por estos lares por ejemplo que “el tomate sí sabe a tomate” o que la “cebolla si sabe a cebolla” para expresar que los productos no han sido manipulados y que, por lo mismo, suelen ser muy sabrosos y suaves. La famosa cocinera Carme Ruscalleda lo dice en una entrevista reciente en el EL PAIS SEMANAL que un tomate que no produce moho por ejemplo hay que dudar de su origen y que hay pieles de tomate que bien se podrían hacer un impermeable con eso, es decir, que son tan manipulados que dan un producto casi sintético, los mismos que se tardan en descomponer al contrario de los que provienen de una huerta orgánica.

En el caso de la carne, ganaderos responsables procuran que los pollos o las terneras se encuentren en un ambiente agradable, disfrutando de la naturaleza ya que ello provoca una buena carne y una buena leche en el caso de las vacas.

La mejor carta de presentación entonces de un buen restaurante y porque no, de una velada familiar, hoy por hoy, es comprar el cien por ciento de sus productos a los pequeños productores y aquello ha demostrado que, además de crear unos saludables, exquisitos y vistosos platos, generan fuentes de empleo a los verduleros, hortelanos, fruteros o ganaderos, quienes viven dignamente de su trabajo al que dedican mucho esfuerzo y conocimiento.

Algo que, al parecer, no es tan valorado por muchos.




jueves, 8 de noviembre de 2018

LA SALUD EN ECUADOR, parte 3


 Foto. Portal del paciente. Jessica Jiménez Z.




He querido dedicar la tercera parte del tema de “La salud en Ecuador” al uso de las tecnologías de información y comunicación ya que se ha comprobado que los mismos, son de gran ayuda para la relación médico paciente y para el buen funcionamiento de un sistema de salud, sea este privado o público.

Lamentablemente en Ecuador, poco se puede hablar de su implantación ya que, si se lo ha hecho debe ser de poca ayuda ya que, por lo que he podido comprobar, se tiene asumido que el aprovechamiento de la informática se reduce al solo uso de las redes sociales como el Facebook y el whasap y a los correos electrónicos mismos que, muchas veces, ni ello sirven ya que al menos en mi experiencia personal y al estar fuera del país, he recurrido a ellos para comunicarme y pedir información en las instituciones públicas y privadas sobre determinados aspectos de índole personal sin recibir ninguna respuesta, como sucedió recientemente con unos correos enviados a la Casa de la Cultura Nacional y del Núcleo de Loja.

Por lo mismo, en el sistema de salud pública ecuatoriano poco se debe haber hecho puesto que, también son constantes las quejas por parte de los usuarios de la falta de turnos o de la dificultad de conseguir los mismos, de los reclamos demandando información sobre diversos aspectos que atañen a su salud y teniendo que acudir personalmente a hacerlo muchas de las veces, para nada a causa de una evidente desorganización y falta de sensibilidad, entre otras dificultades.

La experiencia en España en cambio y pese a lógicos problemas al ser tan inmenso el archivo de millones de datos, se parte primeramente de la obtención de la “Tarjeta sanitaria” mediante la cual se accede al sistema de salud público. Luego, a través la intranet del sistema de salud que tiene implantada la “Historia Clínica Electrónica” se permite consultar a los sanitarios de atención primaria y desde cualquier parte del país, información médica de los pacientes, así como de citas o informes de atención especializada, lo que permitirá adecuar un mejor tratamiento o salvar vidas, por ejemplo. Lo interesante también, es que dicha información no solamente sirve para fines asistenciales sino también para fines de docencia e investigación. También está interconectado con las todas farmacias del estado a través de la “Receta Electrónica” la misma que permite hacer un seguimiento más eficaz de la medicación dispensada y de los profesionales que han atendido al paciente.

El sistema facilita también la comodidad del paciente en la obtención de citas médicas ya sea mediante telefonía por reconocimiento de voz, por ordenador, por una aplicación del móvil o en último caso y para los que no están familiarizados con las nuevas tecnologías, de forma presencial.
Otro de los servicios que fomenta con todos esos datos almacenados, es la atención en las poblaciones rurales que no poseen atención permanente de un profesional sanitario, permitiendo a través de una pantalla de ordenador hacer un seguimiento de su estado siempre que no sea grave o requiera de un tratamiento más especializado, ahorrando por tal razón, tiempo y dinero tanto a paciente como al estado.

Por último y como si fuera poco, algo que, como paciente, me ha deslumbrado y es el llamado “Portal del Paciente” mediante el cual, nos permite acceder a través de una página personal previo un nombre y una contraseña, a todos los datos a los que tenemos derecho como son nuestra historia clínica detallada, pruebas de imagen como rayos X, TAC, resultados de laboratorio, anatomía patológica, prescripción farmacológica, etc. permitiendo también a los especialistas, hacer un seguimiento luego de darnos el alta por alguna patología y realizar interconsultas con otros médicos.

Como se puede observar, el aprovechamiento de las tecnologías de la información y comunicación dentro de un sistema de salud es extenso y como había dicho, facilita la vida tanto al paciente como al médico a la vez que optimiza recursos al estado, siendo este último, uno de los grandes inconvenientes a los que se enfrentan los gobiernos de turno, redundando por tal razón en una mala atención y en el peor de los casos, en la muerte de valiosas vidas. 

martes, 23 de octubre de 2018

LOS JARDINES, otra forma de arte


Foto: Jardín Helen Dillon

Es increíble la categoría de arte que ha alcanzado la elaboración de paisajes y jardines tanto que, reconocidos jardineros se cotizan por miles de euros alrededor del mundo para elaborar jardines privados, institucionales o públicos.

Y es que las plantas y las flores, al menos en Europa y concretamente en España, se constituyen en el principal elemento decorativo de una casa en particular o de una ciudad y no solamente ello, sino que se constituyen en un estilo de vida, al ser una forma de comunicación directa con la naturaleza con los indudables beneficios que ello, reporta tanto al individuo como a la comunidad. No en vano España, tiene una alta tradición de jardines que, felizmente se mantiene hasta hoy y que empezó con una jardinería influenciada por la cultura romana, la conocida como “Jardinería italiana” cuya máxima expresión, se pudo comprobar en los restos de Pompeya donde ya se aprecian los jardines domésticos, acompañados muchas de las veces, de piletas, esculturas o pérgolas.

El aporte musulmán también tiene su máxima expresión, no solamente en España con los jardines de la Alhambra sino también en Sicilia, Italia, los mismos que simbolizan la unión de occidente con oriente y que fueron también el germen de los jardines europeos.

Durante la edad media desaparecen los jardines y solamente se construyen en los conventos y monasterios acompañando a las huertas. Son los llamados “Hortus” que, menos mal, se los ha llegado a conocer y a apreciar gracias a las pinturas de la época.

En el renacimiento en cambio, vuelven a cobrar auge creándose jardines especializados como los “Jardines botánicos” donde se recopilan plantas de todo tipo y especies traídas de todo el mundo, de manera particular, las medicinales. Carlos III considerado el mejor alcalde que ha tenido Madrid, siguiendo los preceptos de la Ilustración se preocupó de crear jardines, avenidas arboladas, plazas y parques a lo largo y ancho de la ciudad siguiendo la moda de lo que se hacía en Francia y otros países europeos.

El clima de España a diferencia del inglés, que es muy variable, ha dado origen también a los jardines cerrados o patios tan coloridos y vistosos como en Sevilla o Córdoba, donde se combina en muchos, el paisajismo, los bancos, árboles que dan sombra y las fuentes.

La nobleza, por su parte, ha competido entre ella construyendo jardines espectaculares en sus palacios como los legados en los Jardines de Versalles o de Aranjuez.

Los jardines han despertado también fascinación entre los pintores como Sorolla que, incluso, hizo una réplica de los jardines de la Alhambra en su propia residencia. Monet, Renoir y particularmente Rusiñol (Barcelona 1861-Aranjuez-1931) se dedicaron a plasmarlos en sus lienzos especialmente, éste último, que se destacó por pintar exteriores y jardines retratándoles en toda su belleza y esplendor especialmente de Granada, Córdoba, Madrid, Aranjuez y Barcelona, tratando -según él- no de copiarlos sino de captar su alma.

Foto. Jardín en la casa de Sorolla

Ya en la actualidad, existen muchos jardineros-paisajistas con ganada fama tal es el caso del español Fernando Caruncho, quien ha construido jardines por muchos países y se le conoce por plasmar en sus obras, su filosofía de la vida al considerar que el jardín, es la primera vivienda del hombre y creando para ello, jardines generalmente de estilo mediterráneo. Caruncho considera, además, que el jardín es la consecuencia intelectual de un trabajo sensitivo y que, por ello, llega a todo el mundo.
También son famosas las irlandesas Mary Reynolds quien combina elementos mitológicos con las plantas y Helen Dillon que, al ser la vegetación irlandesa tan frondosa y con mucha humedad durante todo el año, construye jardines donde pone en evidencia esas características mediante explosiones de colores y de flores.

Foto. Paisaje Fernando Caruncho. Fuente:Wikypedia

Otro jardinero famoso es Patrick Blanc quien es el creador de los jardines verticales, siendo el más conocido el de Caixa Fórum y, por último, Piet Oudolf paisajista holandés que, sinceramente es el que más me gusta ya que su jardinería conocida como “Nuevo Naturalismo”, contiene jardines con plantas perennes que se mantienen todo el año y que requieren poco mantenimiento ya que son resistentes a la sequía y que, cuando se descomponen en determinadas estaciones del año, son también parte del diseño del jardín por los matices y texturas que provocan.
Foto: Jardín de Piet Oudolf

Los jardines, indudablemente, generan calidad de vida y por ello, es necesario que cuando se construyan nuevas urbanizaciones o se los rehabiliten, se los haga recuperando las zonas donde se han talado árboles e integrando espacios públicos con naturaleza ya que no se trata solamente de sentirse bien en la casa en que se vive, sino también con el entorno que les rodea, el mismo que les permitiría despejar la mente, respirar aire puro y socializar con los vecinos. Se debe también profesionalizar la jardinería, con gente preparada para ello que, muchas de las veces, busca trabajo en ello y no lo encuentra y que, al contrario, gente que no lo es, ocupa su espacio provocando ausencia de parques o si los hay, son tristes, con basura y sin un adecuado mantenimiento, evidenciando, además, que los ciudadanos no son parte del proceso urbanístico.

lunes, 15 de octubre de 2018

COBROS INJUSTIFICADOS EN BANCA ECUATORIANA


En julio de 2015 ya alenté del problema de los cobros irregulares en los bancos ecuatorianos. Ahora, lo vuelvo a rescatar para demostrar que es un problema que viene de años atrás.

domingo, 30 de septiembre de 2018

LA SALUD EN ECUADOR, parte 2 (El paciente y otros asuntos)



Como lo había mencionado anteriormente, para gestionar mejor la sanidad tanto pública como privada, se han publicado importantes leyes a lo largo del período democrático español posterior a la dictadura. Por ejemplo, el recurso humano no sanitario como sanitario, son elementos importantes a tomar en cuenta para que funcione bien cualquier sistema de salud ya que, según datos en España y me imagino que en Ecuador también, algo parecido, su presupuesto abarca el 60% del total destinado a su funcionamiento y por lo mismo, considero necesario conocer cómo está distribuido ya que, por ejemplo, de acuerdo a la Ley del Estatuto Marco del personal Estatuario de los servicios de salud que contienen particularmente los derechos y deberes de este personal, las situaciones, las incompatibilidades, el régimen disciplinario y modelo de desarrollo profesional, indica que se divide dos grupos: 1.- El Personal Universitario que lo componen los licenciados especialistas, licenciados sanitarios, diplomados especialistas y diplomados sanitarios y 2.- El personal de Formación Profesional en sus grados superiores que son los técnicos superiores y en grado medio, los técnicos auxiliares.

El personal de Gestión y Servicios cuyas funciones no son de carácter sanitario, se clasifica también, de acuerdo al título exigido de tal manera que, se divide: 1.- En personal con Título Universitario donde entran los licenciados o diplomados universitarios o con su título equivalente y 2.- Los de Formación Profesional con títulos de Técnicos Superiores y Medios o su equivalente.

Todo este recurso humano, al recibir su salario del erario público, debe ser el mejor y para ello, son seleccionados mediante sendos concursos de merecimientos y oposición que, debe ser por ello, se traduce en el buen funcionamiento del sistema de salud al estar conformado por gente profesional que conoce del tema y que ejerce adecuadamente sus funciones, redundando en calidad, eficiencia, organización y en el buen trato a usuarios y pacientes. Lo contrario, está comprobado conlleva más enfermedades y muerte para la población.

En Ecuador existe algo muy interesante que se debe conservar que es, el llamado “Año rural” de los profesionales de la salud que no es sino, la prestación de los servicios de salud en atención primaria por parte de los recién graduados y que tiene una duración de un año, siendo su práctica un requisito necesario para habilitar el ejercicio de la profesión. De esta manera, además de poner en práctica sus conocimientos, conocen la realidad socio-sanitaria del país, reforzando así, su espíritu de servicio en bien de la población. También, otra de las cosas buenas es la obligatoriedad que empresas públicas y privadas a que cuenten con personal sanitario a partir de cierto número de trabajadores o alumnos como el caso de las escuelas y colegios, lo que genera fuentes de empleo no solamente para médicos, odontólogos y enfermeras sino que, ayuda a la población a preservar su salud.

Por otro lado, en cuanto a la práctica profesional pública y privada, la Ley General de Salud, a lo largo sus capítulos del Título I correspondiente al tema de “Sistema de Salud”, define sus actuaciones sanitarias, la intervención pública con la sanidad individual y colectiva, la inspección y control, el régimen sancionador con los tipos de infracciones y sanciones, su relación con el orden jurisdiccional penal, las competencias sancionadoras, entre otros, de tal manera que no se apele por ejemplo, al presidente de la República de turno, para que se levante la clausura de una clínica, ya que existen las normas y los entes correspondientes, que se encargarían de gestionar y aplicar la ley, de acuerdo a la gravedad del caso.

Parte y objeto principal también del sistema sanitario la constituyen los pacientes y usuarios. La Ley de la Autonomía del Paciente que es de carácter NORMATIVA BÁSICA, o sea, de aplicación en todo el Estado español, determina definiciones legales como qué es un centro sanitario, un certificado médico, el consentimiento informado, la documentación clínica, la libre elección, el médico responsable, entre otros. Así mismo, los derechos y deberes del paciente destacándose los relacionados con la historia clínica tanto en su confección como en su conservación y en su finalidad, la naturaleza de la intervención o tratamiento, así como sus riesgos, posibles complicaciones o alternativas. Entre los derechos del paciente existe uno interesante que es, el derecho a saber cuál es el médico que le atiende y a cambiar de médico.

Por último, existen otras leyes de interés en sanidad como son La Ley orgánica de LOPD (de protección de datos de carácter general), la Ley de Ordenamiento de las Profesiones sanitarias, la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, la Ley de Investigación Biomédica, la Ley de Creación del Consejo de Seguridad Nuclear y de manera particular, la Ley de Cohesión y calidad que es muy importante ya que realiza acciones de coordinación y de cooperación de las Administraciones públicas sanitarias de modo que, se garantiza la equidad, calidad y participación del Sistema Nacional de Salud, así como la colaboración activa de éste en la reducción de las desigualdades en salud. Cabe resaltar de esta ley que, el Consejo interterritorial conocerá, debatirá y recomendará el catálogo de prestaciones del Sistema Nacional de Salud, el establecimiento de las prestaciones sanitarias y los criterios y condiciones de convocatoria de profesionales que aseguren la movilidad por todo el territorio, así como también, las urgencias dentro del centro sanitario o fuera, incluso al domicilio del paciente y durante 24 h del día con atención médica y enfermería.

Como se puede observar, no se ha dejado ningún cabo suelto en relación al personal, paciente, infraestructura, financiación, investigación, etc., profundizando sus acciones mediante leyes de obligado cumplimiento, lo que no sería raro entonces, que la sanidad española se encuentre entre las mejores del mundo. Conviene entonces, conocerla e imitarla, porque no, si ello redunda en una mejor cobertura y atención al objeto principal del sistema de salud tanto público como privado, es decir, el paciente.

sábado, 15 de septiembre de 2018

RUPI KAUR, poesía feminista







Poco me gusta la poesía y será porque me parece un poco complicado de leerla y de crearla, aunque, algunos famosos poetas como los tan conocidos Neruda, Vallejo y Mistral, lo hicieron tan fácil que aquello, sirvió para que al menos, la conozca.

Menos mal que ahora, he tenido la suerte de conocer a una joven poeta y dibujante canadiense de origen hindú que está rompiendo moldes y que, por lo mismo, es sumamente popular, especialmente entre las mujeres y los jóvenes. Se llama RUPI KAUR y se ha hecho famosa a través de Instagram donde ha publicado bellos dibujos y poemas basados en su sentir que, casualmente es el sentir de la mayoría de las mujeres y de los jóvenes en general ya que, como ella misma dice en una entrevista publicada en un medio español, su poesía también llega a los hombres ya que también son víctimas del machismo, al sentirse oprimidos y limitados.

Sus propias experiencias al ser una mujer inmigrante que llegó a tempranas edades junto con su madre al Canadá, más sus referentes literarios como Khalil Gibran y Amrita Pritam, parecen haber influido en la temática de su obra que resume desamor, reflexiones acerca del machismo, la soledad, los problemas de identidad o el desarraigo.

Creo que, ante ello, y luego de haber realizado publicaciones con millones de libros vendidos especialmente OTRA MANERA DE BESAR TU BOCA, la mejor forma de conocerla es a través de su poesía que trascribo las que más me han gustado:


“¿Pensabas que yo era una ciudad
lo bastante grande para fugarte un fin de semana?
soy el pueblo que la rodea
aquél del que nunca has escuchado
pero por el cual siempre viajas
aquí no hay luces de neón
ni rascacielos ni estatuas
pero hay un trueno
que hace temblar los puentes
no soy carne callejera soy jalea hecha en casa
tan espesa como para cortar lo más dulce que tus labios hayan tocado
no soy sirenas policíacas soy el crujir de una chimenea
yo podría incendiarte y tú no podrías arrancar los ojos de mí
porque me vería tan hermosa que te sonrojarías
no soy una habitación de hotel soy un hogar
no soy el whisky que quieres
sino el agua que necesitas
no vengas con expectativas
no intentes hacer vacaciones en mí”

“Nuestras espaldas
narran historias
ningún libro
que soporta
mujeres de color”

“No te dejé porque haya dejado
de amarte, te dejé por cuanto
más tiempo que quedaba contigo menos
me amaba”