miércoles, 22 de mayo de 2024

EL CLIMA DE ECUADOR

 


“El que ha perdido la fe, ya no tiene más que perder” . Publio Ciro

Cuando fui de vacaciones a Ecuador a principios del 2000, con los pretextos normales de una persona que lleva residiendo fuera de su país por algunos años, lo primero que me impactó fue reconocer que su peculiar clima formaba parte de mis añoranzas.

Había invitado a mi familia a un día de asueto en la recién rehabilitada Ciudad Mitad del mundo donde, la prefectura con la intención de promocionar el turismo, había construido un complejo de restaurantes, una zona de presentación de artistas y tiendas de venta de suvenires por lo que, luego de servirnos una deliciosa comida que incluía fritada, higos con queso, jugos de fruta entre otros manjares y rodeados de las verdes montañas de la serranía, decidí mientras los niños jugaban en los juegos infantiles, sentarme frente a la tarima en una zona que protegía del sol y que, contrariamente, refrescaba con el penetrante frío andino, lo que me obligó a protegerme con un jersey de lana ligera. Evidentemente, ya estaba en Ecuador.

Entonces, me llamó mucho la atención un chico alto de unos 30 a 35 años -él solo como público- que cantaba y bailaba a la par que el artista que se presentaba, no recuerdo si era Jinsop o un imitador, canciones que sólo en Ecuador se pueden escuchar en vivo. Esas que permanecen con rara actualidad de generación en generación y que, por lo mismo, suelen salir imitadores como la Ana Gabriel o el Sandro de Ecuador de turno y que tienen mucho éxito entre el público nostálgico. Puro sentimiento.

Por otro lado, entre mis conocidos, persistía la idea de los políticos como personas encantadoras, abuelitos entrañables, alcaldes guapos o presidentes dicharacheros que siempre andaban haciendo cosas buenas y que, el rato menos pensado, por algún soplo que no se sabía de dónde provenía, se convertían de repente en seres indeseables a las que había que echar por dignidad, por lo que la ciudadanía quiteña salía a protestar, provocando que éstos huyeron del país ya sea en helicóptero o con nocturnidad y anonimidad por algún poro de las fronteras que rodean al país.

La inseguridad era la de siempre, es decir, tomando las precauciones del caso si no queríamos llevarnos algún disgusto. Por ejemplo, no ir a lugares peligrosos o salir solos en las noches si no se iba acompañado, mejor tomar taxis de personas conocidas, proteger con los brazos los bolsos cuando salías a comprar por la Ipiales o, si alguien había sido víctima de un hurto o un timo, contar a los amigos y familiares entre sustos y risas, los detalles del incidente. Parte del diario vivir, sin duda.

Ahora, según leo en las redes sociales, desconozco el país que cuentan y me pregunto: ¿en qué momento se perdió el Ecuador?

Sin contar la pérdida de la inocencia por causa del odio exacerbado que se ha levantado en el país en los últimos años, la gente comenta que tiene que salir a cualquier lado con el miedo a cuestas, por los altos índices de criminalidad. Los momentos de ocio se llevan con extremada precaución redoblando aún más los cuidados. Eso, sin contar con los problemas económicos, así como también los mentales como la depresión, provocadas mayormente por la inseguridad mencionada anteriormente, la falta de perspectivas de futuro y la percepción de caos reinante.

Sin embargo, en medio de todo esto, debo reconocer que admiro a esos pocos valientes que se atreven a cuestionar, a desvelar la tela que cubre los ojos de los que se niegan a ver y que diariamente luchan por un mejor país. Gente que se informa, que lee, que se prepara para poder ver más allá de lo que parece.

Esa gente es la que me recuerda lo bueno del país, la que forma parte de la esencia del verdadero Ecuador y que me dice que aún hay esperanza.

sábado, 30 de diciembre de 2023

EL VALOR DE LO PÚBLICO. El Metro de Quito

 




"La locura es hacer siempre lo mismo y esperar resultados distintos". Albert Einstein

Recientemente, se ha inaugurado por primera vez la Línea 1 del Metro en Quito- Ecuador y se me ha hecho inevitable, no dejarme contagiar de la felicidad que ha provocado en la ciudadanía este hecho histórico.

Y no es para menos.

La gente salió en masa y con algarabía a subirse al metro para recorrer su trayecto a lo largo de la ciudad a través de sus 15 paradas; algunos ciudadanos afortunados que, a diferencia de algunas autoridades que les gusta sobresalir, fueron los encargados de cortar las cintas de inauguración; muchos abuelos pedían a sus nietos que los lleven a conocer, ya que habían oído de otros conocidos que les mentaban de los sistemas de transporte subterráneo en otros países y no querían perderse la experiencia. Por otro lado, bandas y orquestas pusieron su música en algunas estaciones festejando el hecho y, según la prensa ecuatoriana, experiencias personales eran conmovedoras como el caso de una chica que vive en el sur de Quito y que contaba casi con lágrimas lo que le significaba recorrer con este transporte casi toda la ciudad, para llegar a su trabajo en la zona norte, ya que le ahorraba tiempo además que lo hacía con dignidad al ser un trasporte limpio, elegante y eficaz; también se ha reportado del impulso económico y turístico que representa para el centro histórico de la ciudad, el mismo que ya languidecía por causa de la delincuencia y la situación económica, al tardarse solamente 10 minutos desde el norte o desde el sur de la ciudad, cuando normalmente se lo hacía en hora y media.

Pequeñas historias que dicen mucho de un sueño largamente esperado, que ha venido a solucionar en parte el gravísimo problema de circulación terrestre de la ciudad ya que, como se sabe y como en otras ocasiones lo expuse en este blog, la ciudad es como un fideo lazo en cuya parte central se encuentra el centro de la ciudad, es decir, el lugar donde se asentó primeramente la ciudad y razón por la cual, alberga la arquitectura urbanística colonial mejor conservada de sur-américa que, por lo mismo, fue nombrada Patrimonio de la Humanidad en 1978.

El Centro Histórico -como decía- conecta, a su vez, la ciudad de norte a sur y viceversa, ya que está flanqueada en sus lados tanto por la cordillera occidental como por la oriental, de tal manera que a lo largo de su historia, esta estructura ha dado pie para que se fuera acentuando, no solamente la división física de la ciudad, sino también la económica y la social puesto que, pese a ser ambas zonas planas, fue en el norte donde se asentó la mayoría de servicios públicos como privados además de urbanizaciones modernas dejando en el sur, en cambio, espacio para proyectos experimentales de urbanizaciones para clase media como son la Villa Flora o la Magdalena y para, también, viviendas de ayuda estatal como Solanda o la Santa Anita y para asentamientos ilegales.

Lamentablemente y debido a la desidia de las autoridades o la falta de profesionalidad de sus gestores, a la par, el tránsito vehicular dentro de la ciudad se fue agudizando debido, principalmente, a una falta de valoración de lo público, de tal manera que se dio prioridad al transporte privado y se fue poniendo parches al problema del transporte público, cuya gestión mayormente es privada que, como de un círculo vicioso se tratara, no hizo más que empeorar la circulación vehicular para todos, tanto ricos como pobres.

Recuerdo que cuando se estaba gestando la construcción del metro, hubo voces que se oponían aduciendo el excesivo costo que significaría para un país supuestamente pobre como el Ecuador al que yo, en cambio, invitaba a la gente a pensar en grande ya que, a mi modo de ver, cuando se piensa en grande es cuando se crece, se avanza, se desarrolla.

Afortunadamente, fue tal el deseo de las autoridades del momento en solucionar el problema, que hicieron caso omiso de las críticas por lo que, luego de diez años, el metro -al igual que lo fue el aeropuerto internacional en su momento- es ya una realidad del que, pese a encontrarme lejos de mi país, no he hecho más que contagiarme de la alegría trasmitida por el pueblo llano ya que, por increíble que parezca- también existen voces que manifiestan que dicho transporte “no les sirve” al no pasar la línea cerca de sus viviendas.

Un avance pequeñito en comparación, por ejemplo a España, donde solo en Madrid existen 12 líneas del metro y donde se puede llegar a otras ciudades o provincias a través de varias líneas de trenes, pero que no ha dejado indiferente a nadie ya que ha permitido visibilizar el valor del servicio público, al elevar la autoestima de la gente, tan venida a menos en estos últimos años, con cero obra pública, sicariatos, corrupción, desunión y el común denominador ahora, más bien, es cuidar dicha obra y pensar en la construcción de más líneas y más obras públicas porque se ha visto que cuando se quiere, se puede.

miércoles, 27 de septiembre de 2023

EL INADVERTIDO ENCANTO DE LA SOBREMESA

 



"Nada es como es, sino como se lo recuerda" Ramón María del Valle-Inclán

Con los años, he caído en cuenta que en la sobremesa, se disfruta tanto o más que servirse la comida en sí misma.

Y eso que ya lo disfrutaba cuando, de muy joven, hacíamos la sobremesa con mis primos en casa de mi tía Lillya, haciendo que las risas y las bromas ocuparan todo el tiempo que hacía falta, al no tener responsabilidades ni compromisos inmediatos que cumplir,  luego de las fiestas o vacaciones.

También las sobremesas ocupaban un espacio muy importante en casa, debido a que a mi padre se le daba por contar anécdotas graciosas o curiosas de su intensa y larga vida periodística, provocando que, junto con la comida, sean la mejor combinación para aflorar, además de las risas, el conocimiento y, a veces, hasta el debate, provocando que las horas transcurran casi sin sentirlo.

Pero no fue hasta que llegué a Europa cuando, en Italia y languideciendo ya el caluroso verano, las sobremesas al aire libre se convertían en el momento estrella de las invitaciones que disfrutábamos, gracias al aprecio que le tenían a mi tío Saúl en dicho país y descubriendo, entonces, el inadvertido -al menos para mí- encanto de la sobremesa italiana.

Y todo porque, al ser su comida, un verdadero ritual, ya que empezaba con la imprescindible pasta, servida de mil maneras (con queso, con carne molida, con pasta de tomate, con mariscos o con champiñones) coronándose, finalmente, con un postre (generalmente pastelillos traídos de la panadería) e inaugurando, de esta manera, la sobremesa propiamente dicha, mientras servían el obligado café -solo o expreso- eso sí, bien cargado, para luego, entre chiste y chiste sobre los carabinieri, servirnos un bajativo o chupito de cualquier variedad y, como si eso no hubiese sido suficiente, finalizar con el consabido caramelito de menta, provocándonos tal hartazgo que solo se compensaba con la novedad que nos provocaba dicho acontecimiento.

Será por ello que me encanta un famoso asador argentino en el centro de Madrid que ofrece, así mismo, un ritual que hace que dos o tres horas, pasen casi sin sentirlo, con tantos detalles que ofrecen al cliente.

Y ya viviendo en España, la cosa es más o menos parecida, pero que tiene su máximo esplendor durante el verano ya que este es sinónimo, no solamente de mar y playa, de fiestas y la canción del verano, sino también de cenas al aire libre, generalmente con asados y lógicamente, con sus sobremesas, que se disfrutan intensamente, como si la vida se fuera a acabar a la mañana siguiente.

No es raro entonces que, pasados los meses estivales y, por ende, la felicidad, la depresión hace mella en un buen porcentaje de españoles, traduciéndose en problemas familiares, de trabajo o de pareja.

Además, en los pueblos rurales, que son más frescos durante el verano, se esmeran en construir, junto a las casas, las terrazas o los llamados “Porches”, para colocar las mesas de comedor, generalmente rodeados de abundante vegetación para refrescar el ambiente y los que tienen más recursos económicos, hacer construir una piscina, representando la escena y el ambiente ideal para disfrutar de las opíparas comidas. Y no faltan en ellas, tampoco, mesas kilométricas a las que van aumentando cada año de longitud, para abarcar a toda la familia que crece y a amigos e invitados, de tal manera que nadie se quede fuera de disfrutar tan agradable momento.

Preciosas costumbres que, de alguna manera compartimos y que fomentan la amistad, la familiaridad, el conocimiento y el disfrute de momentos únicos que no deberían jamás perderse.

sábado, 1 de julio de 2023

EL LEGADO DE CÉSAR MANRIQUE EN LANZAROTE

"Un hombre con muchos amigos, nunca puede ser un fracasado". Película "Qué bello es vivir"

Hay personajes que han contribuido en cualquier ámbito al desarrollo de España y que, sin duda, son para tenerlos de referencia. Y esto es algo que me gusta mucho de la prensa española, que lo ponen a consideración del público cada dos por tres, sea a través de reportajes periodísticos o sea a través de programas de televisión, especialmente de la pública.

Es así como conocí a César Manrique que fue mucho más que un reconocido artista, pintor y escultor ya que es considerado uno de los más afamados vanguardistas del arte contemporáneo del siglo XX, al haber sabido combinar la arquitectura con la naturaleza, el respeto al paisaje y a la identidad cultural de los pueblos y creando por ello, obras únicas que han trascendido en el tiempo y que son referentes de turismo sostenible alrededor del mundo.

Y debió ser porque Manrique nació en una de las islas canarias, concretamente, en Lanzarote y en la ciudad de Arrecife en el año 1919, teniendo por tal razón, contacto directo con la naturaleza desde que nació.

Como decía, a él se le debe la concienciación del cuidado del medio ambiente en una época donde casi no existía ese sentir y porque supo alarmarse ante el bum del turismo masivo y la hostelería que tanto daño hizo al paisaje costero español, a partir de los años 50 en España, donde se destruyó el ecosistema para construir miles de edificios destinados a segundas viviendas para el disfrute estival.

Los lanzaroteños, particularmente inspirados por su arte y luego, por el activismo de Manrique, ya que muchas de las veces, lideró sonadas protestas contra la construcción de costosísimos complejos turísticos, pasaron también a ser activistas ecológicos provocando de esta manera, la paralización de la construcción de importantes resorts, así como de proyectos hoteleros que, sin duda, provocarían gran daño ambiental no solo en Lanzarote sino en otras islas españolas. Por tal motivo, la isla fue nombrada en 1993 por la UNESCO, “Reserva de la Biósfera”, así como previamente en 1978, el Premio Mundial de Ecología y Turismo.

Para entender un poco su obra hay que conocer que Lanzarote en los años 60’ era una isla subdesarrollada al que le faltaba el agua, principalmente, y sus habitantes preferían emigrar ante la falta de trabajo. Forma parte del archipiélago canario y se la conoce como “la isla de los volcanes” como consecuencia de la actividad volcánica, principalmente del siglo XVIII, siendo su paisaje escaso de vegetación, pero contradictoriamente muy fértil, rocoso, con suelos de origen piroclástico lo que ha provocado que actualmente también se potencie la viticultura. Manrique supo combinar su arquitectura con elementos como la roca negra, la lava, el mar y las cuevas lo que, curiosamente, forman hermosos contrastes de colores que van desde el azul, verde, negro o marrón.

Manrique que había vivido algunos años en Nueva York, al regresar en 1966 se propuso potenciar el turismo ecológico para lo cual contó con gente visionaria que supo apoyarle como fue el alcalde José Ramírez Cerdá junto con la promoción mediática proporcionada por el periódico “La Antena”, que lograron convertir a Lanzarote y en solo 10 años, en una potencia turística apegada a la naturaleza. 

Actualmente Lanzarote vive del exitoso turismo de carácter ecológico con 13 espacios naturales protegidos y del disfrute de las originales obras de Manrique que atraen a casi dos millones de turistas al año, entre los que se destacan miradores, jardines y paisajes como son:

-LOS JAMEOS DEL AGUA, considerados su primera obra en la isla para lo cual, aprovechó un tubo de agua que había formado la lava desde el volcán hacia la naturaleza con un jardín de palmeras y un lago, logrando un lugar de paz y tranquilidad con variados colores.



Hacia el sur de los Jameos se encuentra la vivienda de Manrique que se ha constituido hoy en el MUSEO DE LA FUNDACIÓN y que fue construido sobre un conjunto de burbujas volcánicas.



-EL JARDIN DE LOS CACTUS es un jardín con más de 4500 ejemplares de más de 400 especies de cactus traídas de todo el mundo. Se cree que es la obra preferida de Manrique y se encuentra en una cantera rodeada de una plantación de tuneras.



-LA CUEVA DE LOS VERDES también es un tubo volcánico creado por el mismo tubo de los jameos conectados de manera subterránea.



-EL MIRADOR DEL RIO construido también sobre rocas volcánicas y desde donde se puede ver el paisaje de la isla y el atlántico.



-EL RESTAURANTE EL DIABLO localizado en el Parque Nacional de Timanfaya desde donde, a través de una arquitectura de cristal, se observa el paisaje del parque mientras se degusta sabrosa gastronomía local.



Todo ello me lleva a pensar en los valiosos recursos del Ecuador que nos ha legado inmerecidamente la naturaleza, especialmente Galápagos y el Oriente, los cuales son maltratados tanto por autoridades como por una población mayormente carente de conocimiento que hace mal uso de ellos, construyendo los más pudientes, hoteles para lucrarse y los pobres, arquitectura sin ningún gusto a base de hormigón y colores chillones e introduciendo especies ajenas a la fauna y flora de estos paraísos. Los pocos conscientes que hay, lo hacen a título personal sin ninguna ayuda y fracasando sus proyectos al poco tiempo por la falta de seguridad en todos los sentidos.


domingo, 14 de mayo de 2023

COMPENDIO de Jessica Jiménez


"No puedo afirmar que estoy en posesión de la verdad. Lo que me comprometo es a no mentir". Albert Camus

Estimados amigos lectores:

Últimamente y debido a mis labores profesionales, se me hace imposible dedicar el tiempo que se merece a este blog. Así mismo, agradezco al más de medio millón de entradas que me han permitido compartir mis experiencias y mi forma de pensar sobre diversos aspectos de la sociedad ecuatoriana-española y de temas actuales que, he considerado, son de interés general y que no han tenido otro objeto que el de contribuir al conocimiento y al mejoramiento de la sociedad, especialmente, la ecuatoriana.

He tomado además la decisión de hacer un compendio de los 50 mejores artículos los cuales, se han retirado del blog y ha sido publicado en formato de libro físico y digital, para aquel que tenga interés de conservarlo.

Ocasionalmente, en cuanto considere algún otro tema de interés general, seguiré publicando pero ya no con la periodicidad de antes.

Mil disculpas y agradecimientos a todos ustedes.

Para ver la lista de los artículos seleccionados, pinchar en la parte superior derecha de este blog ↗️ en la página COMPENDIO y para adquirir el libro a través de AMAZON en este LINK 

sábado, 13 de mayo de 2023

TODO LO QUE QUISIMOS SER de Jessica Jiménez





"Somos nuestra memoria". Alberto Borges

Había visto documentales y leído varios reportajes acerca de la migración española hacia América y Europa durante los siglos XIX y XX y, de manera particular, durante la Guerra Civil Española y la posguerra, descubriendo que tenían en común, el hecho que había gente que no tenía recuerdos o evidencias físicas de sus familiares o conocidos, los mismos que habían salido del país en condiciones evidentemente extremas.

Por tal motivo, ante la falta de imágenes o documentos que reflejen de alguna manera las razones de su salida, sus itinerarios o las condiciones en que vivieron luego en sus países de acogida, decidieron crear asociaciones para recopilar toda esa información y, principalmente, para que “no se pierda la memoria”.

Y fue esta la razón que me llevó a escribir este libro al ser además afectada y protagonista en primera persona de un proceso migratorio desde Ecuador hacia España, durante su época más difícil que vivió el país, es decir, desde el año 1997 hasta el 2001 y, también, porque percibí que era necesario exponer esta parte dolorosa de nuestra historia, pero desde un punto de vista novelístico, ya que la información estadística y social, en cambio, goza de abundante información gracias a la preocupación de los respectivos gobiernos de ambos países.

TODO LO QUE QUISIMOS SER, entonces, quiere preservar la memoria con una novela que no habla de hechos reales, pero sí que está inspirada en ellos, con historias que pueden ser la de una madre, la de un sobrino o la de algún amigo, ya que se sitúan no solamente dentro del contexto del drama de la migración sino, también de la vida misma.

Una pequeña sinopsis del mismo, en la página TODO LO QUE QUISIMOS SER de este blog. ↗️

Espero sea del agrado de todos y se lo puede encontrar en las principales librerías, en las plataformas digitales como Amazon a través de este LINK o a través de este enlace:

viernes, 12 de mayo de 2023

UN MUNDO SIN AMOR de Jessica Jiménez



“No hay barrera ni cerradura ni cerrojo que pueda imponer la libertad de mi mente”. Virginia Woolf

Luego de la publicación de mi primer libro TODO LO QUISIMOS SER en 2019, tengo el inmenso placer de presentar a mis amables lectores la segunda parte de lo que ya, se está convirtiendo en una trilogía sobre la sociedad ecuatoriana: UN MUNDO SIN AMOR, que cuenta la historia de una mujer, Natalia Echeverría, en la búsqueda de sus raíces, para lo cual se va enfrentando día a día a todos los escollos que se le presentan en la vida y descubriendo que, pese a todo, puede sobrevivir.

Una pequeña sinopsis del libro se lo puede encontar en la página UN MUNDO SIN AMOR de este blog. ↗️

Se lo puede obtener tanto en formato físico, como digital en AMAZON en este LINK

jueves, 11 de mayo de 2023

CUMPLIENDO AÑOS

 


"La belleza es la única virtud que se puede ver". Sócrates


Hoy quiero compartir una reflexión.

Acabo de cumplir años y como bien saben quiénes me conocen, no me gusta festejarlos, ya que venimos cumpliendo años desde el día que fuimos concebidos y que tal fecha, más bien, es el pretexto que compromete a ciertas personas a dar un paso que quizás no lo quieren dar. Aun así, las personas que me quieren y me aprecian de verdad se han tomado el tiempo de expresarme sus buenos deseos mediante llamadas, mensajes y a través de las RRSS y por ello, les trasmito mi gratitud eterna.

Pero también quiero aprovechar esta fecha, para compartir mi reflexión acerca de lo que ha sido para mí cumplir estos 58 años, tal y como yo lo siento.

Pues bien, cuando cumplí los 30 años sentía que comenzaba la mejor década de mi vida, al igual que a los 40 y también a los 50… y con esa premisa, los viví. Sin embargo, este último año, ha sido diferente. Sentí que algo empezaba a cambiar en mí físicamente, apareciendo quizás los temidos “achaques” que, no son sino, malestares físicos, sensoriales y cognitivos, mismos que se consideran normales para esta edad, pero que me han pillado un poco desprevenida, por lo que me siento un poco desconcertada.

Por esta misma razón, mi actitud hacia la gente también se ha visto afectada ya que el mensaje que quiero trasmitir parece ser percibido de otra manera. Pongo un ejemplo para que se me entienda. En el ámbito profesional, una sonrisa o un trato amable hacia un joven, ahora es percibido de otra manera por lo que, muy a mi pesar, me he visto obligada a tomar otra actitud que supongo es la que debo en función de mi edad. En otras palabras, me tengo que poner SERIA a la vez que comienzo a entender ciertas cosas que determinarán mi futuro y del cual, tendré que establecer mis prioridades, es decir, optar por convertirme en una adulta mayor cohibida y de duro semblante, o si me importará más lo que yo desee hacer, pero sin caer en el ridículo, ya que se ven casos y casos de gente que se niega a dejar de ser joven y que más bien provocan lástima.

Ahora entiendo aquella frase que decía que uno no cambia por dentro pero nuestro cuerpo va envejeciendo por fuera y con ello, dejamos de hacer cosas que nos encantaría hacer o que lo hacíamos de más jóvenes como bailar como locos que, en esa edad era normal, mientras que, de viejos, se ve fuera de lugar, como que te dijeran “te crees que aún eres joven” o como que “ya no estás en edad para esas cosas” y en consecuencia, te reprimes.

Sin duda, es para replantearse todo.

Por otro lado, si bien antes trabajaba para sentirme realizada profesionalmente u obtener ciertos beneficios económicos, ahora ya no. Más bien, me siento en una etapa de transición, del cual debo prepararme para dar el siguiente paso, hacia la verdadera madurez y por ello, voy pensando en mi jubilación y en la calidad de vida que deseo llevar durante la vejez, si es que Dios me permite que llegue a esa edad, eso sí, con los cambios en mi cuerpo que se están empezando a notar y que, por supuesto, se irán agudizando.

Menos mal que, dentro de la parte positiva, estoy disfrutando de los frutos de la experiencia ganada en una vida que, considero, ha sido intensa por lo que me permite tomarme ciertos privilegios como ser más selectiva con las personas a las que debo brindar mi amistad, así como también, ser intolerante con aquellos que no me aportan nada bueno ya que, aunque parezca incoherente, pese al paso de los años, tampoco se deja de aprender y para ello, necesito de gente que aporte a mi vida cosas buenas y positivas.

Y lo que es más importante, que me inspiren.

Así mismo, parafraseando a Ángeles Caso o a algún mensaje que leí por alguna red social, en esta edad empiezan a importarme más las cosas sencillas y menos, lo que piensen los demás de mí. Se acabó lo sofisticado, el deseo loco de conocer, de no perder el tiempo, de dirigirme obcecadamente hacia una meta… y ahora, aprecio más los momentos de sosiego, de compartir los momentos de silencio con Félix, de salir y buscar cosas que me sorprendan, sin nada planificarlo; de detenerme a recordar analizando los acontecimientos del pasado con tranquilidad y objetividad, de disfrutar de mi trabajo, en fin… de tomarme las cosas con más calma y vivir el día a día con intensidad.

Porque, como dice Isabel Allende, “uno viene al mundo a perderlo todo y por ello, hay que vivir el presente”.

Pues eso.

miércoles, 8 de marzo de 2023

UNA BREVÍSIMA Y CONCISA HISTORIA DE LA MUJER

 


 "El consentimiento no significa ceder respecto a lo que quiere el otro, sino consentir el deseo de uno mismo". San Agustín

No he querido reflexionar sobre el homenaje que se nos hace a las mujeres en su día universal, ya que es un tema que ha sido bastante trillado y porque consideré también, en algún momento, que todas las dificultades que venimos arrastrando desde tiempos inmemoriales se irían solucionando, como bien se ha demostrado con la esclavitud, el maltrato a los animales, entre otros temas.

Pero me veo obligada a hacerlo por cuanto, al parecer, estamos sufriendo una involución que, particularmente, me alarma. Por lo mismo, quisiera invitar a una reflexión del cómo, durante siglos, las mujeres hemos sido discriminadas y de cómo el patriarcado ha contribuido a ello.

Para empezar, recordemos que frecuentemente se suele achacar a la religión como la fuente de todos los males que recaen sobre nosotras, empezando con la acusación a Eva de haber sido la que incitó al pecado a Adán y por tal razón, llevamos la carga del sufrimiento como humanidad. Creencia que, curiosamente, persiste hasta el día de hoy pese a que existen otras religiones y pese a que la mayoría se considera abiertamente atea.

Pues bien, desde la prehistoria, el papel de la mujer y por el hecho de ser madre, fue convenido para que se dedicase a las labores del cuidado de los hijos y del entorno donde habitaban los miembros de la tribu, aunque ello no evitará que, también, se encargase de las labores del campo y del cuidado de los animales ya que el hombre, por su constitución física, debía dedicarse a la búsqueda de alimentación mediante la caza y por lo mismo, se ausentaba varias horas e incluso días.

Junto con ello y a lo largo de miles de años se fue arraigando también el concepto de propiedad, por lo que la mujer pasó a ser propiedad del hombre y hasta podría ser compartida con otros varios, para luego hacerse cargo de los hijos de todos ellos. Es probable que, desde allí, fuera subyugada y convertida en objeto de placer.

Con tanto trabajo, no sería raro, entonces, que a lo largo de los siglos poco tiempo tuviera la mujer para dedicarse a otros menesteres y peor aún, desde que se constituyeran las normas de convivencia social, sin que aquello tampoco mejorara sus condiciones ya que siguió siendo relegada a las tareas domésticas, si quería ser una buena mujer ante los ojos de la sociedad.

Por lo mismo, no deja de ser asombroso que en medio de este proceso, emergiesen mujeres valientes que se fueron contra las normas cuando, en las primeras civilizaciones y concretamente en la griega, en el año 300 A.C., apareciera una mujer médica, AGNODICE, considerada la primera ginecóloga mujer de la humanidad y que fue sorprendida in fraganti, es decir, ejerciendo la medicina y no las tareas del hogar, por lo que fue condenada a la muerte y que gracias a la presión de sus pacientes, no fue ejecutada.

Otra mujer, fue más allá, atreviéndose en ser pensadora. La matemática, filósofa y astrónoma HIPATIA quien, en el siglo V d.C., realizó importantes aportaciones a la ciencia del mundo antiguo mediante la filosofía e inventando el astrolabio, el hidroscopio y el hidrómetro para, finalmente, ser asesinada por causas políticas. Fue una desconocida para la mayoría, hasta que lo popularizó una película, Ágora, del director Alejandro Amenábar.

Desgraciadamente, el aporte de estas dos mujeres, no significó ningún avance en los siguientes siglos puesto que, a finales del medievo, el hecho de tener conocimientos o de ser sanadoras fue pretexto para ser consideradas y llamadas brujas, y tomarlas como chivos expiatorios, achacándolas todas las desgracias que la naturaleza y el ser humano provocaban, llevándolas a ser ejecutadas, ahorcadas y quemadas, por parte de la Inquisición.

No fue hasta unos siglos después y recién entrado el siglo XX que una mujer, Marie Curie, pudo ser galardonada oficialmente con el Nobel como la mejor en su rama y eso porque su marido puso como condición a su premio otorgado, a que se le diera a ella también, ya que el mérito también fue suyo. A partir de aquel entonces, pocas mujeres han obtenido la distinción en la difícil rama de la Física y la Química.

Quizá, uno de los casos más llamativos en que no se le ha dado el valor que se merece a una mujer como científica es el de actriz e inventora, Hedy Lamarr quien, gracias a un invento que desarrolló durante la segunda guerra mundial, podemos disfrutar de la señal de WIFI y ya bien avanzada de edad, fue finalmente reconocida como la autora de este artilugio, aunque nunca pudo recibir los beneficios económicos porque caducó el tiempo de vigencia para reclamarlos. Murió pobre, pero al menos su nombre está siendo reconocido gracias a que últimamente se está visibilizando a las mujeres que han aportado a la ciencia.

Menos mal que durante la ILUSTRACIÓN, las mujeres comenzamos a mostrar más osadía para reclamar los preceptos de La libertad y la Igualdad para todos, reclamando nuestra presencia  en círculos intelectuales, artísticos y políticos y, desencadenando por ello, la exigencia quizás del derecho más importante que como ciudadanas merecíamos, es decir, el derecho al voto promovido, primeramente, por aquellas legendarias sufragistas londinenses, que pagaron con la cárcel y hasta con su vida, la exigencia de este derecho. En España, fue Clara Campoamor quien, desde las tribunas oficializó este pedido y en Ecuador, Matilde Hidalgo Navarro ejerció el voto por primera vez en ¡1924!

En el campo de las artes quizás es donde más se nos ha relegado y discriminado. Pocas obras de mujeres se exponen en las paredes de los grandes museos, eso que han sido muy talentosas y han realizado muchas obras pintando, especialmente, a gente de la nobleza y a la naturaleza. Ángeles Caso en su artículo “También las mujeres sabían pintar” hace una revisión con nombres y fechas de varias mujeres que contribuyeron con su arte a la pintura o la escultura. Sus obras, han sido abandonadas en los sótanos de los grandes museos debido a que administradores, directores o críticos de arte, que siempre han sido hombres, no los consideraban dignas de ser expuestas.

Era tanto el desprecio a las capacidades de las artistas, que se comenta que la compañera de Rodin, Camile Claudel es la verdadera autora de sus famosas esculturas y no parecería raro que, para frenar sus reivindicaciones, haya sido diagnosticada como una enferma mental con delirios de grandeza, para ser ingresada y morir sola en un manicomio.

En cuanto a la moda, fue Gabrielle Chanel la que nos liberó de los apretados corsés físicos y mentales, a través de ropa holgada y en muchos de los casos, con prendas masculinas. Pese a ello, la marca Chanel se ha constituido en el símbolo de la elegancia de la mujer por excelencia.

En la literatura, muy famosa es la escritora Amandine Aurora Dupin que tuvo que ponerse el nombre de un hombre, George Sand, para que sus libros sean leídos y entrar en los círculos literarios franceses, al igual que muchas otras mujeres que tuvieron que disfrazarse o ponerse nombres de hombres para entrar a universidades o para ejercer determinados trabajos, como en los años 60, 70 y 80 siendo policías, bomberas, mineras o albañiles.

Para el ejercicio de creadoras de la literatura tampoco lo tuvimos fácil. Ya lo dijo Virginia Woolf en su libro UNA HABITACION PROPIA que, para poder escribir una obra, una mujer necesitaría de una habitación para ella sola, ya que en ella encontraría la tranquilidad y la soledad que dé rienda suelta a su creatividad, cosa que no sucedía en su época entre el siglo XIX y XX, tanto así, que según cuenta en el libro, Jane Austen, la famosa autora del libro ORGULLO Y PREJUICIO, lo tuvo que escribir en el salón de su casa, en medio de la vida familiar donde comían, descansaban, conversaban o correteaban. Me imagino a la pobre Jane, intentando concentrarse para lograr una magistral obra que ha trascendido el tiempo y la fama.

Ventajosamente, algunas han ganado importantes premios literarios en esta rama, que lo han logrado por ser demasiado buenas puesto que, son los hombres quienes mayormente lo consiguen, al ser los jurados mayormente masculinos y porque, lógicamente, tienen una habitación propia, recursos, hasta herencias para poder escribir sus obras.

Todo ello no ha impedido que la obra cumbre del feminismo y escrita en los años 50, sea el SEGUNDO SEXO, de la filósofa, escritora y feminista francesa, Simone de Beauvier quien, resume en dicha obra, la historia de la mujer en la sociedad y que mantiene una conmovedora actualidad, ya que persisten hasta el día de hoy las ataduras culturales y mentales que impiden el verdadero avance en la situación de la mujer, dando razón a las cuestionadas FEMINISTAS, que han tomado como forma de vida la lucha contra el patriarcado.

Duele decirlo y eso lo he comprobado personalmente que, si algo nos diferencia de los hombres, es la gran unidad y lo mucho que se admiran entre ellos, sobre todo, cuando de realzar sus logros se trata, manteniendo su supuesta superioridad en los campos en los que se nos ha vetado.

Como decía, es tan evidente esa unidad y aquello lo vimos en el reciente Mundial de Futbol 2022 que fue una millonaria fiesta mundial, engalanada y trasmitida en todos los medios de comunicación, realzados y adorados sus jugadores mientras que, casualmente, en otra fiesta futbolística, esta vez de futbol femenino, fue bochornosa la entrega de premios a las ganadoras ya que las jugadoras del BARÇA tuvieron que ser ellas mismas las que se pusieran las medallas ante la falta de autoridades en el ramo.

Por esa falsa superioridad tenemos fama y hasta se nos tilda de locas, chismosas, histéricas, infieles, etc. y los curas son los que mejor lo saben y hasta lo dicen, ya que el confesionario ha sido para millones de mujeres, el sillón del sicólogo durante siglos donde, al menos, éramos escuchadas. Ahora, que se ha puesto tan de moda la concienciación sobre las enfermedades mentales, podremos acceder más fácilmente a ayudas profesionales de sicólogos o siquiatras para contar nuestros problemas de pareja, de soledad o de baja autoestima sin sentir vergüenza por ello y sin tener que hacerlo clandestinamente en las iglesias.

Y luego de haber sobrevivido heroicamente a la historia, en determinado momento, nos llegamos a sentir relativamente seguras, sin caer en cuenta que nada era más alejado de la realidad. El atentado sufrido por Malala por querer acceder a la educación, el asesinato de la chica iraní por llevar mal puesto su velo, el desprecio de ciertas autoridades a la Reina Letizia o a la presidenta del Parlamento Europeo, entre otros sucesos, hacen saltar todas las alarmas, sobre todo en las manifiestas trabas que ponen a que las féminas accedan a la educación.

En este punto me pregunto: ¿por qué temen tanto a una mujer educada? ¿por qué tanto problema para que las mujeres llevemos a una vida normal y disfrutemos de nuestros derechos? ¿somos peligrosas, acaso? ¿será que estamos involucionando como sociedad? Porque está visto que ya no es solamente machismo, sino una clara misoginia, un odio manifiesto que, muchas de las veces se traduce en asesinatos, en femicidios.

Afortunadamente, existen pequeños pero poderosos avances en forma de leyes que permiten subsanar estos problemas, como la baja paternal, por ejemplo,  que permite a  los padres de los recién nacidos días para el cuidado de los mismos y, de esta manera, aliviar el peso de la carga a la mujer; o cuando, en el gobierno de Pedro Sánchez que se ha aprobado la “Ley de paridad”, la misma que permitirá que por ley, exista una cuota de mujeres igual en los ámbitos privados y públicos. También, en el 2014 se aprobó la ley contra el femicidio en Ecuador; o, simplemente, cuando existen hombres como padres, esposos, hijos o hermanos que toman conciencia de esta problemática y contribuyen al desarrollo de la mujer, encargándose del cuidado de los hijos, del hogar, permitiendo y apoyando para que seamos profesionales o podamos ejercer cargos de responsabilidad, sin sentir remordimientos ni ser criticadas.

No queda más que esperar y luchar para que se sigan dando esos pequeños pasos, lentamente, pero seguros hasta conseguir la verdadera igualdad y libertad.

 

* Dedicado a mi padre, Raúl, en el décimo cuarto aniversario de su fallecimiento, un hombre que creía firmemente que una mujer, solamente siendo profesional, podía ser independiente y se podría defender por la vida con tranquilidad.

lunes, 19 de septiembre de 2022

LA CONVERSION DE FABIO MCNAMARA

 

Foto: Pinterest



Testimonio de Fabio

                                                   Foto: Fabio Mcnamara con Pedro Almodóvar

"Mi vida ha estado llena de terribles desgracias, la mayoría de las cuales nunca sucedieron" Michel de Montaigne

De vez en cuando, surgen por la prensa noticias que nos motivan y nos animan a seguir creyendo en la existencia de un ser supremo que rige nuestras vidas.

Por lo mismo, a veces suelo preguntarme: ¿para qué sirve la religión si no es para hacernos mejores personas, si no es para curar a aquellos que lo necesitan? El catolicismo debería ser una convicción o una reafirmación personal; una escala de valores o un estilo de vida que guíe nuestras acciones diarias. Lo contrario, es solamente lo que suele verse con frecuencia: una especie de amuleto de la buena suerte, que supuestamente hace milagros económicos o ayuda a conseguir novio/a o algún un trabajo. Y poco más.

Y es por esa falta de convicción, que la gente común encuentra un buen pretexto para alejarse de la iglesia y de Dios, aduciendo las incoherencias o pecados de quienes estamos llamados a dar testimonio de fe. Aunque no debería ser así ya que, si todos pertenecemos a la iglesia mediante el bautismo y la confirmación, debería ser responsabilidad de todos, el hacer buen uso de ella y de sus enunciados, siendo testimonios vivos de aquello que creemos.

Menos mal que, como decía al principio, hay historias que demuestran el verdadero sentido de nuestra fe y esta, es una de ellas.

Para empezar, debo comentar que yo no conocía de la existencia del actor, compositor y pintor, Fabio (o Fanny) McNamara -nombre artístico, ya que su verdadero nombre es Fabio de Miguel- a no ser porque aparecía en alguna película de Almodóvar o alguna canción de los años 80’, cuyos videos nos llegaban a Ecuador o los veíamos en el cine.

Luego y ya aquí, en España, solían pasarle en otros vídeos y hubo un día, que escuché unos comentarios de sus ex compañeros de la época de “La Movida”, que ironizaban sobre su nueva situación, diciendo que le habían “lavado el cerebro” y que andaba por las iglesias de Madrid.

Sentí curiosidad y, en efecto, Fabio experimentaba una nueva vida ya que se había convertido al catolicismo, una conversión que había impactado a media España y que, hasta el día de hoy no deja de sorprender, ya que todos le conocían al haber sido un reconocido ícono gay de la época y, sus actuaciones y canciones, versaban temas sobre sus preferencias sexuales o sobre el demonio, particularmente, con títulos reveladores como: “Voy a ser mamá”, “Maricloneando”, “Drácula”, entre otras, aunque, según lo ha ido contando posteriormente a su conversión, algo no marchaba bien dentro de él,

Comenta que fueron su madre y su hermana -profundamente católicas- quienes nunca dejaron de orar por él y que acudían diariamente a misa y a rezar el rosario, a pedir para que deje esa vida desordenada de sexo, alcohol y drogas en que vivía. Él mismo confiesa que muchas veces, compraba la droga frente al Oratorio de Caballero de Gracias en la Gran Vía de Madrid, donde luego entraba y se arrodillaba a pedirle a Dios que le saque de ese infierno donde se hallaba inmerso, como un callejón sin salida y que le iba deteriorando cada vez más, a tal punto de haberse librado de una muerte segura algunas veces, como a muchos de sus amigos les sucedió, en unos años donde, pese a ser la “Movida” un movimiento famoso contracultural,  la droga causó muchos estragos entre la juventud española.

Felizmente, las oraciones surtieron efecto y Fabio reaccionó, volviendo sus ojos a Dios, alejándose de ese mundo que lo destruía y desde donde vive una vida llena de paz personal y de creatividad, ya que sigue ejerciendo de pintor de cuadros, como siempre le ha gustado. Actualmente tiene 65 años y sobrelleva enfermedades graves crónicas incurables como son la Hepatitis C, fibrosis y el Virus del VIH que, considera, son producto de los vicios que le consumían y que, pese a ello, considera que estar vivo es un milagro, ya que con tratamientos -previa a la comunión diaria en la iglesia- puede sobrellevar dichas enfermedades.

Como conclusión, ya me gustaría a mí que, con base a este bonito testimonio y del cual nunca será merecedora de una serie de NETFLIX o de una película, existieran más madres como Santa Mónica -madre de San Agustín- o como la de Fabio para que, con sus oraciones, ejemplos y perseverancia, ayuden a los “lavados de cerebro” de sus hijos para y de esta manera, sanen tanto física como espiritualmente, como le sucedió, ahora sí, al gran Fabio Mcnamara.

domingo, 18 de septiembre de 2022

VESTUARIO DE CINE

"La felicidad se escribe en blanco". Kathleen Jamie 


Inmersa como estoy con el tema de las películas a través de este blog, me es inevitable no asociarlo al de la moda, que también me apasiona.

Para ello, existe la figura del Diseñador de Vestuario en los créditos de las películas y forma parte de la lista de candidatos a los diversos premios que se entregan alrededor del mundo, lo que indica la importancia de es esta rama del arte ya que, para contar una historia de la Revolución Francesa, por ejemplo, tiene que ser con la ropa de aquel entonces, es decir, con los trajes de la nobleza francesa y del pueblo llano del siglo XVIII.

Tal es la importancia del diseñador de vestuario que existen empresas y diseñadores que se dedican exclusivamente a ello y algunos se encuentran dentro de España, solicitados de manera especial para trajes de época o de teatro, como el caso de la ya fallecida Ivone Blake o Paco Delgado.

En lo personal, prefiero las adaptaciones de vestuario del siglo pasado y actual, que son trajes que influyen en la moda de la sociedad y son una ventana para dar a conocer a diseñadores emergentes, también.

A continuación, una pequeña y limitada lista de los trajes que más me han gustado y que considero, causaron furor entre los cinéfilos.

1.- TAXI DRIVER


El vestido de Cybill Sheperd, con diseño inspirado de Diane Von Fustenberg. Vestido que en aquella década de los 70’, imitaron muchas mujeres alrededor del mundo.


2.- SEXO EN NUEVAYORK


Ningún vestido de novia ha sido tan famoso, luego del de Diana de Gales en su matrimonio con el príncipe Carlos, que el de Sarah Jessica Parker para la película “Sexo en Nueva York”, diseñado por Vivienne Westwood. Sobran los comentarios.


3.- GIGOLÓ AMERICANO


Los trajes de Richard Gere, perfectamente combinados, diseñados por un joven Georgio Armani, lanzó al estrellato a ambos en dicha película.


4.- DESAYUNO CON DIAMANTES


Con Audrey Hepburn vistiendo el icónico traje negro de Givenchy y mirando el escaparate de la joyería Tiffany en París, es la imagen para la posteridad. La actriz era un ícono de estilo en la mayoría de sus películas que, al igual que en Sabrina, destila glamour y elegancia con trajes mayormente diseñados ppor este diseñador. Por algo era su musa.


5.- PRETTY WOMAN


El vestuario de Julia Roberts en esta película que, pese a haber sido rodada en 1990, no ha perdido actualidad. Destacan su vestido marrón de lunares blancos que ha sido versionado en decenas de formas, para deleite de quienes quieren lucir elegantes como ella.

 

6.- EL DIABLO SE VISTE DE PRADA


Tuvieron que pasar 16 años para que la moda sea otra vez protagonista a través de una joven, Anne Hathaway, en el Diablo se viste de Prada, donde se destacan diseños de Chanel para la protagonista.


7.- ANNIE HALL


Diane Keaton llevó el vestuario diseñado por Ralph Lauren para esta película de Woody Allen y que ha marcado tendencia hasta nuestros días, ya que convirtió a Diane, en todo un icono de la moda, predominando un estilo masculino y ecléctico donde nunca faltan los sombreros y los gorros, sello de identidad de la actriz.

 

8.- AMELIE


La entrañable Ámelie, protagonizada por Audrey Tautou, conquistó nuestros corazones no solamente por protagonizar una original historia de amor, -donde París también es protagonista- sino también por ser modelo de un vestuario que sugiere ropa usada de segunda mano con sus locas combinaciones, así como también, por el tamaño un poco excesivo para la talla de Ámelie, destacándose un estilo vintage que, sin embargo, fueron creados por la diseñadora de vestuario Madeleine Fontaine. A partir de allí, mucha gente y diseñadores copiaron ese estilo.


9.- PELÍCULAS DE ALFRED HITCHCOK



En la mayoría de sus películas el vestuario también es un protagonista. Destacan los trajes llevados por los actores Cary Grant, Grace Kelly, James Steward, Tippi Hedren, Janet Leigh, entre otros. Quiero destacar la elegancia sin par de Cary Grant a quien ya se le considera el hombre mejor vestido del siglo XX y de Grace Kelly que hacían suspirar a sus fans de los años 50’, principalmente.


10.- DOWTON ABBEY


He querido incluir en esta lista una serie y película que me ha encantado por el vestuario adaptado a los años 20’ y cuya responsable es la diseñadora Anna Robbins, cuya biografía es difícil de encontrar en español. Son trajes preciosos, inclusive, los de la servidumbre que sugieren una época de esplendor, pero también de decadencia.