jueves, 31 de diciembre de 2009

SOROLLA, el genio atípico



El verano pasado fuimos a ver la retrospectiva de la obra de Joaquín Sorolla, con mas de 120 cuadros. Fue un rotundo éxito a tal punto que tuvieron que extender la exposición durante algunas semanas mas y ampliar el horario hasta las 10 o 12 horas de la noche, debido a la gran afluencia de público.
Según los entendidos, dicen que de esta manera se ha demostrado y se ha dado el lugar que se merece a este gran pintor, ignorado por décadas como uno de los grandes genios de la pintura mundial.
Y es que Sorolla fue un genio atípico. Es decir, no se suicidó, no era homosexual, no se deprimía. Al contrario, era profundamente católico, amaba y valoraba el sentido de familia, amaba locamente a su esposa hasta que la muerte los separó, llevó una vida de lo mas normal y afortunadamente disfrutó de su éxito en vida.
Talvéz por todo ello se explica la belleza de su obra, una alegoría de color, de luz, de vida en la que se refleja tambien el amor que tenía a su tierra: Valencia.
Varios son los cuadros que hacen alusión al mar, a los pescadores, a la vida cotidiana de la gente que vive en las costas valencianas. A mí particularmente me gustó muchísimo " Sol de la Tarde", que muestra a los bueyes que antaño servían para sacar los barcos de las aguas del mar. Adjunto una foto que no le hace justicia al cuadro real, porque no es lo mismo verlo en una foto que una pintura ocupando toda la pared de un museo, con una explosión de color y luces, de una belleza que supera la realidad.
Otros de su cuadros impresionantes, todos de ellos de grandes dimensiones físicas tambien , fue la serie de las regiones de España, que se encuentra habitualmente en el Hispany Society de Nueva York. Cuadros que reflejan todas las regiones de España, embellecidos con su tradiciones, trajes y situaciones propias de la época de principios del siglo veinte.
Sorolla sin duda nos dejó un legado reflejado en sus cuadros, de la belleza en sí, pura e inocente. Al menos así lo veo yo.
Publicar un comentario