lunes, 13 de septiembre de 2010

NUEVOS TALENTOS ARTISTICOS ECUATORIANOS

Obra de Fernando López Guevara

Obra: Prensa Corrupta(Palacio de Cristal Itchimbía)


Solamente cuando voy a Ecuador, desconecto y descanso. Y nunca mejor dicho, ya que no me preocupo de revisar con ansiedad cada final del día por si no hay llamadas perdidas o mensajes guardados, que hacen que por mas que me proponga, no me desprenda de mis rutinas diarias. En consecuencia, nada mejor que poner millares de kilómetros de por medio para lograrlo.
Previamente, paso años idealizando a Ecuador. Su comida, su vegetación, su arte, su gente que voy planificando con excitación desmedida, todo el itinerario a cumplirse mientras la visite. Afortunadamente, la Patria añorada cumple con creces las expectativas creadas luego de trece horas de cansada e inquietante travesía sobre el atlántico y parte de América del Sur.
Pero en éste, mi último viaje, además me llevé una agradable sorpresa: la de encontrarme con nuevos valores del arte. Acostumbrada ya a mirar siempre las mismas propuestas de artistas consagrados, pero mil veces copiados o expuestos, que han hecho que pierdan su encanto y su originalidad, además de hacer que nuestro país quede estancado y encasillado en una sola forma de entender el arte, que parecía imposible salir de ese letargo que ya duraba varias décadas. Por lo mismo, descubrir estos nuevos valores, fueron para mí como una bocanada de aire fresco, sobre todo porque considero que mis paisanos tienen mucho arte en las venas para ofrecer al mundo artístico.
Para empezar en el mirador de ITCHIMBÍA, y por pura causalidad, tuvimos la oportunidad, de disfrutar de una interesante exposición de arte moderno, con propuestas realizadas por egresados del 2010 de la Facultad de Bellas Artes. Excelentes obras, que nada tendrían que envidiar a las que se exponen en grandes ferias internacionales, con creativas maneras de expresarlo, algunas de las cuales invitaban a la reflexión sobre determinada temática social o política actual y por supuesto, con atrevido ingenio propio de la juventud que desea comerse el mundo.
También pude ver algunas obras de teatro bastante aceptable, que demuestran que sí se puede hacer teatro en Ecuador y con excelentes artistas.Desafortunadamente nada es perfecto, molestó que en dicho teatro, cobren por aparcar los coches a los asistentes y que no se hayan molestado en hacer unas hojitas explicando de qué iba la obra o la nacionalidad y la trayectoria de la excelente actriz que la interpretó. Tuve que llegar a casa, encender el ordenador, para descubrir que Monserrath Astudillo es la joven orgullosamente ecuatoriana, pero con gran experiencia artística, que fue capaz de interpretar tan difícil obra.
Y por último en la bella Cuenca, un talentoso pintor, Fernando López Guevara desconocido para mí, pero con larga trayectoria supongo, exponiendo sus obras de las que me gustó mucho, la representación de Quito.
Si así llueve, que no escampe.
Publicar un comentario