lunes, 17 de febrero de 2020

LA LEY RHODES



                                         Foto. elespañol.com


Conocí a James Rhodes a través de una entrevista desgarradora donde, además de dar a conocer su gira por España como pianista de música clásica y de otras obras escritas por él, confesó abiertamente haber sido abusado sexualmente desde los cinco años por parte de su profesor de educación física y de todo el proceso de superación de un trauma que al parecer, no se había resuelto puesto que arrastraba tras de sí, no solamente un divorcio, sino también unas memorias escritas por él sobre dichas vivencias, varios intentos de suicidio y la sensación que no se había hecho justicia con su agresor porque había fallecido a poco de haber iniciado un procedimiento judicial para meterlo dentro de la cárcel. Afortunadamente, la música fue su salvación y se dedicó a tocar y a componer como un escape a lo que estaba viviendo por lo que sus interpretaciones suelen ser muy emotivas y llenas de sentimiento.

Curiosamente, a partir de allí, lo vi involucrado en una campaña contra la pederastia donde él iba contando su propia experiencia personal para concienciar a la población sobre esta lacra humana y tal es así, que no solamente se dirigió al presidente Sánchez por medio de un vídeo que se viralizó inmediatamente por las redes sociales para solicitar una ley que proteja a la infancia y adolescencia, sino que ha dado varias entrevistas como cuando se presentó en un programa de televisión y donde no pudo evitar las lágrimas al escuchar a un padre de familia que se había enfrentado al agresor de su hijo, lamentándose no haber tenido él mismo uno que lo defendiera ya que el suyo, pese a saberlo, no impidió que el agresor siguiera abusando de él a tal punto que le produjo importantes lesiones psíquicas y físicas que lo llevaron al quirófano y que no han cesado ya que el daño parece ser muy grave. 

En España ha encontrado no solamente muchos amigos sino también apoyo a su causa, por lo que los políticos han tomado en cuenta su iniciativa a tal punto que el vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, ha bautizado una ley como LEY RHODES de protección a la infancia y la adolescencia frente a la violencia. También Iglesias ha indicado que espera que esta ley salga en pocas semanas y que quiere que Rhodes siga siendo el referente de esta lucha por los derechos de la infancia. 

Entre los aportes del pianista a dicha ley están el que no se involucre a los niños en juicios largos y tediosos, pero, que al ser inevitables sus testimonios, si pide que al menos sean privados, por una sola vez y que existan protocolos que protejan sus derechos, ya que, por experiencia propia, vivió procesos traumáticos que pocos sirvieron para hacer justicia. 

Mientras dura ese periplo y mientras sigue dando conciertos, últimamente escribe para la revista semanal del diario El País unos artículos muy bonitos, donde evidencia que poco a poco se va curando de su trauma, compartiendo sus experiencias por España, país al que ha adoptado y donde dice ha encontrado un verdadero hogar ya que cada día le sorprenden y agradan cosas que no ha vivido en su país, Inglaterra.

No hay comentarios: