viernes, 16 de abril de 2021

LA CANCELACIÓN DE PEPÉ LE PIÚ

 







La cancelación del personaje de Pepé Le Piú de las series animadas por, supuestamente, incitar al acoso sexual y a la violación ha causado verdadero revuelo en todos aquellos que de pequeños, disfrutamos de las series animadas de Merry Melodies y Looney Tunes con personajes como, además del zorrillo enamorado, Speedy González, el Correcaminos o el gato Silvestre.

Muchos han cuestionado la decisión al considerar que se estaban exagerando las razones para tal eliminación ya que, según unos, el rechazo de la gatita era por el olor que desprendía el zorrillo y que no veían nada de acoso, peor de sexual en el asunto.

Por mi parte, alguna vez había visto un documental sobre cómo realizaban las películas animadas de Disney allá por los años 40 y 50, el mismo que demostraba la genialidad de los dibujantes, tomándose muchas veces como modelos ellos mismos para determinados gags y provocando las carcajadas de todos los allí presentes por sus asombrosos resultados. Sin embargo, parece ser que, bajo el contexto de aquella época los argumentos se realizaran con el objeto de divertir a un público infantil y probablemente se los hacían bajo el criterio que a lo mejor venía del propio dibujante. De allí que los golpes, las humillaciones o los resultados siempre predecibles serían la constante en aquellas series, tendencia que, por cierto, también se repetía en series mexicanas como El Chavo del 8.

Se conoce que Looney Tunes comenzó su andadura en 1930 y al igual que el resto de personajes, fueron creados bastantes años antes que se proclame la Declaración de los Derechos de la Infancia en el año 1959, momento en el cual se empieza a tomar conciencia del entorno y las condiciones que deben rodear a un niño para lograr su sano crecimiento. Sin embargo, no fue hasta unas décadas después que se comenzaron a cuestionar ciertos personajes, especialmente el de Speddy González, que demostraba un mexicano listo pero vago, resignado de su pobreza y siempre en estado etílico, lo que provocó la protesta de dicho colectivo en EEUU por estigmatizarlos y al parecer, con poco éxito a mediados de los 80.

En el caso de Pepé Le Piú que perseguía enamorado a la gatita que, aunque en verdad ella no soportaba el olor, sus ojos desorbitados y la cara de terror cuando lo veía, era para no dejarnos indiferentes. Por otro lado, en el caso del pobre coyote que, pese a que se las ingeniaba con sus maravillosos inventos de la marca ACME, su posible presa, es decir el Correcaminos siempre lograba escabullirse de sus garras ya que lo único que hacía era correr y correr, es decir, nada lo que a mi modo de ver, desmotiva a cualquier persona y no se diga, a un niño en su creatividad e ingenio por la frustración que provocaban sus fracasos.

Personalmente y volviendo al tiempo actual, no estoy de acuerdo en que se haya eliminado a Pepé Le Piú ya que me parece una medida exagerada al ser junto con el resto de los personajes, entrañables y con ciertas características únicas como el caso de Bug Bunny que parece fue inspirado en Rett Butler, personaje interpretado por el actor Clark Gable, con sus miradas sarcásticas y su personalidad astuta. Sí sería ideal, más bien, que sus argumentos se adapten a los tiempos actuales al ser las series reeditadas y digitalizadas lo que tal vez costaría un poco más, pero que serían el mejor antídoto contra los cantantes de regatón con letras que agreden tanto a mujeres y niños, que han sido puesto como ejemplos de contradicción ya que probablemente el origen de ello, es porque dichos compositores se educaron con dichas series.

El cambio estaría, entonces, en corregir lo que los niños leen o ven desde tiernas edades.

No hay comentarios: