miércoles, 14 de diciembre de 2011

Las casas de "Los Indianos"

Foto: Museo de la Inmigración de Colombres

Casa indiana
Casa Indiana
Foto: Cuenca-Ecuador (Isabel Collins)
Foto: Cuenca-Ecuador (Isabel Collins)

Volviendo con otro de los temas que me apasionan, hoy comentaré acerca de un tipo de arquitectura propia de España llamada "Indiana" que es además, con la que encuentro ciertas similitudes con la arquitectura y la historia de la inmigración ecuatoriana, particularmente de la azogueña y la cuencana.

Esta arquitectura se caracteriza porque fue realizada por los "Indianos" que no son sino aquellos inmigrantes o descendientes de españoles que emigraron a América a mediados del siglo XIX y primera mitad del siglo XX y que salieron principalmente de las zonas de Cantabria, Galicia, Canarias, Cataluña y País Vasco. Se dice que hasta el día de hoy, no existe ningún vecino que no cuente que tiene un familiar que inmigró a dichos países.

Los Indianos se establecieron en Brasil, Cuba, Venezuela, Argentina, Uruguay y México con desigual suerte, ya que muchos no lograron sus sueños y regresaron a España pobres y frustrados, mientras otros regresaron millonarios y realizaron no solamente hermosas casas con las cuales hacer ostentación del éxito conseguido, sino que también importantes obras de desarrollo para sus pueblos donde nacieron como dotación de agua, electricidad, jardines, calles, canalización, Iglesias, escuelas, etc. Se comenta que en aquellas épocas las chicas casamenteras de dichos pueblos, soñaban con casarse con uno de ellos, porque entendían que tendrían un futuro lleno de comodidades si lo hacían.

Otros Indianos al contrario, se quedaron en los países americanos y no volvieron mas, como un famoso indiano catalán llamado Facundo Bacardí que emigró a Cuba y fue el creador del famoso Ron Bacardí.

Las casas mas bellas de los Indianos se localizan mayormente en Asturias y algunos de sus herederos para rentabilizarlos o mantenerlos los han convertido en hoteles o casas rurales. Estas casas se caracterizan por ser grandes a manera de palacetes, con estilos eclécticos donde se mezclan varios estilos sobresaliendo el inglés y fránces. Se caracterizan también porque tienen jardines rodeados de verjas, donde se observan las palmeras y otras plantas tropicales que eran la seña que indicaba que su propietario era un Indiano. Algunas casas adoptaron el estilo montañés, para adaptarse a su entorno natural.

Para su construcción, los Indianos solían ser muy exigentes y no escatimaban gastos para traer los mejores materiales y técnicas novedosas a tal punto que traían por barco por ejemplo, maderas tropicales. Esto produjo además que la gente pudiente copie sus estilos contratando para ello, reconocidos arquitectos que se lucían construyendo casas cada vez mas hermosas.

En Cuenca y Azogues sucede algo parecido, aunque los éxitos cosechados no son iguales a los millonarios Indianos, aparte que muchos no han regresado, delegando la construcción de bellas casas a sus familiares mas cercanos. Estas casas son construidas en humildes solares en el campo, que contrastan dramáticamente con las humildes chozas, animales y campesinos que no emigraron. Al parecer también, sus estilos importados y de buen gusto, influyen en la arquitectura de los mas adinerados de la ciudad, que construyen nuevas casas compitiendo en belleza y elegancia con estas casas, algo que pude constatar de primera mano en mi último viaje a Cuenca, donde además se ha concienzado de la importancia de mantener y rehabilitar casas antiguas de originales estilos, contribuyendo a fomentar el turismo de la zona por parte de personas que como yo, nos gusta la arquitectura.
Publicar un comentario