martes, 14 de agosto de 2012

ESPECTACULARES RECUPERACIONES DE PATRIMONIOS ESPAÑOLES (PARTE 3)

3.- EL CÓDICE CALIXTINO





Fotos:estrelladigital.es y correogallego.es

Por último, quizá la más espectacular de todas estas historias, ya que tiene todos los ingredientes dignos de un best seller: intriga, suspenso, venganza, pesquisas policiales, etc. Se trata del robo y recuperación del Códice Calixtino, perteneciente a la Catedral de Santiago de Compostela.

El Códice Calixtino que no es sino una joya histórica de valor incalculable, ya que se trata de la primera guia de viajes para los peregrinos que hacían el Camino de Santiago, datada en el siglo XII y que fue escrita a mano sobre pergamino. El hecho de que contenga ritos litúrgicos y haber sido escrita por un ejército de escribanos y amanuenses, le dá aún mayor valor.

El 5 de junio de 2011 la comunidad religiosa de la Catedral de Santiago echó en falta la joya, desatándose todo tipo de conjeturas y de alarmas, ya que había sido sustraída de manera audaz, pese a contar con cámaras de vigilancia y  de encontrarse en un sitio de difícil acceso.

Los mayores temores recaían en el sentido que pudo ser sustraída por una red de expertos en robo de obras de arte y que presos de la confusión y del asedio,  quemaran el libro o que arranquen sus hojas, para ser vendidas una por una.

Afortunadamente el profesional trabajo de la policía especializada en este tipo de casos, permitió que  desde el primer momento se sospechara de una persona, que después de un año se reveló en la persona del electricista de la Catedral, un sencillo hombre de pueblo que al parecer adolece del síndrome de Diógenes o algo parecido, ya que además de robar el Códice, acumuló varias piezas y cientos de miles de euros sin gastárselo, además que debido a la presión policial, confesó al final que había robado el códice en venganza al deán de la Catedral, quien le había despedido luego de 25 años de trabajo y reclamaba por ello 40000 euros de indemnización.

El Códice fue hallado intacto envuelto en un paño y bolsas de plástico, en el garage propiedad del electricista y entregado oficialmente por la policía a las autoridades. Ahora descansa en el mismo sitio de donde fue sustraído, desatándose otra polémica, en el sentido que este tipo de joyas deben ser custodiadas por el Estado para que goce de mayores seguridades, mientras que por la otra parte consideran que el Códice está ligado a la Catedral por lo que debe seguir allí. La última noticia que se tiene es que se la ha dotado de varias cámaras de vigilancia y se ha aumentado el personal de vigilancia que custodiará no solamente esta joya, sino también otras.

Todas estas historias sin duda desalentará a los amigos de lo ajeno, quienes deberán  comprender que por encima de sus intereses personales, está el interés de la cultura y del arte, que son patrimonio de toda una sociedad.


Publicar un comentario