miércoles, 15 de enero de 2014

LAS SOCIEDADES GASTRONOMICAS ESPAÑOLAS


Foto: sansebastianturismo.com

Hace unos quince días mas o menos, fuimos invitados a una comida cuya finalidad era que nos integremos a una especie de rondas quincenales mediante el cual, cada vez sería un anfitrión diferente el que prepare dicha comida para el resto de los invitados.

Yo me comprometí que en cuanto nos tocara, aportaría con un plato ecuatoriano y, espero estar a la altura de las circunstancias :). Los que me conocen saben que constantemente estoy promocinando la comida de mi país, ya que estoy plenamente convencida que es única y que puede aportar mucho a la gastronomía internacional.

Pues bien, sobra decir que la comida estuvo bastante amena y divertida y mientras degustábamos una sabrosa paella, me comentaban los que nos habían invitado, que intentaban de alguna manera emular lo que se conocía como las "Sociedades Gastronómicas", frase que la había oído por primera vez en mi vida y que no son sino, grupos de personas que se asocian en función solamente del disfrutar de cocinar y charlar entre amigos y sus invitados.

Me comentaron además que dichas sociedades, nacieron en el País Vasco y que incluso la leyenda afirma que de allí salieron grandes cocineros como Arguiñano y Arzak, entre otros que decidieron montarse luego sus propios restaurantes. Con el tiempo dichas sociedades fueron añadiendo otras finalidades a su razón de ser, como son las culturales o las benéficas.

Los lugares donde se reunen se llaman "txokos" y las comidas son solventadas por los propios socios, además claro está de pagar una cuota periódica para los gastos propios de una sociedad como son el alquiler del local, luz, gas, además de utensillos de cocina, insumos, etc.

Las normas son muy rigurosas en cuanto a la admisión de socios y durante muchos años estuvo vetada la entrada a las mujeres, tema que generó mucha polémica y que al parecer ya ha sido superado. La explicación que daban es que las sociedades nacieron en una época de fuerte matriarcado, lo que impulsó a los hombres a refugiarse en esta especie de clubes, donde se reunían con sus amigos para desconectar de la rutina diaria y lo único cierto es que hoy, aunque las admiten, sigue vetada su entrada a la cocina.

Pero no por ello, se puede desconocer que en dichas sociedades se han creado verdaderas obras de arte culinario, dando aún más fama a la famosa cocina vasca cuyas estrellas son las indiscutibles "tapas" y "pintxos" y es tanta la fama, que se han extendido a varias partes de España y del mundo. El secreto parece estar además de su marcada vocación culinaria, en la selección rigurosa de materia prima y el contar con el equipamiento adecuado para dar rienda suelta a toda su creatividad.
Publicar un comentario