viernes, 29 de mayo de 2015

TELEVISIÓN ESPAÑOLA Y "LOS SANGURIMAS" DE JOSE DE LA CUADRA







Muchas de las veces, siento mucha pena que en España no sepan valorar lo que tienen y una de esas cosas es precisamente, su televisión pública.

Ya durante la primera edición en el año 2000 del programa de reallity show llamado “Gran Hermano”, dejaba entrever el tipo de programación que gustaba a la mayoría de los españoles, puesto que pese a ser de nula calidad cultural o educativa, éste rompía todos los ranking de sintonía mientras que la televisión pública es decir RTVE (Radio Televisión Española) pugnaba por mantenerse a flote.

De hecho, circula hasta el día de hoy un chiste mediante el cual cuando se les preguntan a los ciudadanos qué canal de televisión suele ver, la mayoría contesta “la 2”, es decir uno de los dos canales de televisión pública dedicado exclusivamente al entretenimiento cultural y que precisamente éste, es el que menos sintonía tiene de todos los canales tanto públicos como privados existentes en España.

RTVE por esta razón, arrastra pérdidas desde el 2008, fecha que el estado se hizo cargo de su deuda que sobrepasaba los 7.500 millones de euros y que pese a ello, al día de hoy sigue reportando pérdidas que superan los 500 millones de euros. Sin embargo, la opinión general y de las autoridades es que esos canales deben seguir existiendo pese a haberse eliminado la publicidad, ya que consideran que se ofrece un gran servicio público y que es el canal de todos los españoles, aunque lógicamente se deberían tomar medidas ya que por ejemplo, existen programas que aunque de gran calidad como Cuéntame o Isabel, cada capítulo sobrepasa el millón de euros hacerlo y ciertos directivos o presentadores cobran sueldos estratosféricos llegando hasta los 100.000 euros al año.

Pero volviendo a la “2” que es precisamente la que más me gusta y pese a que en mi último viaje a Ecuador pude comprobar que el canal público está ofreciendo programas culturales y educativos, a diferencia de lo que se acostumbraba o se acostumbra a ver aun en la televisión ecuatoriana, tiene una programación bastante envidiable como son los documentales españoles y extranjeros, la mayoría de ellos ganadores de premios, así como también bastante cine español, latinoamericano y extranjero principalmente europeo, que le permiten a uno ver un tipo de películas de alta calidad, que no son precisamente norteamericanas. 

Uno de los programas más interesantes es “La Noche Temática” que lo trasmiten los días sábados en la noche y se trata de dos o tres documentales o películas que hablan un determinado tema, por ejemplo: la homosexualidad, la contaminación, algún personaje de cine que ha trascendido, el consumismo, las dictaduras, etc, todos temas que desde diversos puntos de vista, invitan al debate y a la reflexión en la población.

Así mismo, otro de los programas  que me gusta mucho es “Página 2” que durante media hora, se dedica exclusivamente a tratar el tema de la literatura y fue precisamente en este programa donde escuché por primera vez en mi vida, comentarios acerca de la obra “Los Sangurimas” del ecuatoriano José de la Cuadra, de quien pese a haberlo escuchado vagamente en algún medio de comunicación ecuatoriana, no despertó nunca ningún interés en mí. 

Leerlo fue un gran descubrimiento y un motivo de gran orgullo, puesto que por algo está siendo considerado el precursor del realismo mágico en la literatura americana, antecediendo al mismísimo Gabriel García Márquez, por una obra que pese a ser muy corta, abarca toda la riqueza costumbrista de la costa ecuatoriana con una excelente narración digna de los grandes escritores.


De allí también la pena, que nuestra televisión durante muchas décadas desde su nacimiento en los años 60 del siglo pasado, no haya aportado en nada a la cultura y educación de la gente, a tal punto de tener que valorar la literatura de mi país gracias a un programa español, dedicándose más bien a programas de dudoso gusto que sumen aún más en la ignorancia a nuestra población, que menos mal que actualmente se está tratando de corregir esta situación. 
Publicar un comentario