lunes, 1 de noviembre de 2021

PELÍCULAS INOLVIDABLES SOBRE JUICIOS

Considero que las películas son el mejor medio para dejarnos buenas enseñanzas sobre la vida y sobre las personas, además, el mejor instrumento para remover conciencias a través de historias reales o ficticias y, como la siguiente lista que comparto, a través de procesos y resoluciones judiciales que no dejan indiferente a nadie ya que fomentan el debate y crean precedentes que cambian las normas de convivencia.

1.   


1.- VENCEDORES O VENCIDOS.- Como ya lo había manifestado en alguna otra lista es una de mis preferidas en todo sentido. Con actores legendarios como Spencer Tracy, Burt Lancaster, Judy Garland entre otros, cuenta una parte importante de la historia mundial como fue la segunda guerra mundial y, específicamente, el famoso juicio de Nuremberg por crímenes de guerra a los líderes del nazismo. Cabe recalcar que a lo largo de la película se plantean interrogantes sobre lo que es la justicia, su forma de aplicarla, sobre la culpabilidad o la inocencia y, al final, termina con una frase que no me ha dejado indiferente: “Cuando usted asesinó a una sola persona, lo hizo a toda la humanidad” que me ha permitido valorar aspectos controvertidos de la sociedad y saber con qué opción me quedo.


2.-  2.- UNA GUERRA.- Película danesa dirigida por el director Tomás Lindholm que, al igual que EL VUELO, película norteamericana, protagonizada por Denzel Washington y dirigida por Robert Zemeckis, trata de dos líderes -por así decirlo- que, pese a haber actuado bien durante sus funciones o, de acuerdo a lo que ellos consideraron que estuvo bien, se les sigue un proceso de investigación para valorar sus responsabilidades como profesionales. En la primera película, el comandante Claus Michel Pedersen, a cargo de un pelotón de soldados en Afganistán ordena el bombardeo de un pueblo para permitir el rescate aéreo de uno de sus hombres que está herido. Durante el ataque, mueren 11 civiles y, por lo mismo, es acusado de crímenes de guerra. En EL VUELO, por su parte y pese a que el capitán Whitaker interpretado por Washington, realiza una maniobra suicida durante el vuelo para salvar a la mayoría del pasaje y la tripulación, pesan dudas sobre su estabilidad emocional, descubriéndose durante la audiencia de investigación que había volado en estado etílico y que había ocultado que era alcohólico. En ambas películas es interesante como se dilucidan aspectos sobre la ética, el deber profesional o los valores personales cuando, en la mayoría de los países del mundo aún se intenta que, al menos al sospechoso se le garantice el debido proceso o se le respete la presunción de inocencia.




3.   3.- DOCE HOMBRES SIN PIEDAD.- Un clásico del cine interpretado principalmente por Henry Fonda y que resulta bastante interesante, ya que fue filmada en el año 1957 cuando las pruebas forenses eran incipientes y no se existían los avances tecnológicos y científicos que tenemos ahora, por lo que tenían que valorar la culpabilidad o inocencia de un acusado utilizando el único recurso que tenían a mano, es decir, su razonamiento. En efecto, doce hombres que actúan como jurado en un caso de asesinato, deliberan sobre ambas posibilidades pese a que, en un principio, están bastante convencidos de la culpabilidad, pero fue suficiente una sola duda razonable, precisamente la lanzada por el personaje interpretado por Fonda, para que a lo largo de dos horas se debatan aspectos importantes que no se habían tomado en cuenta durante el juicio y que son interpretadas de distinta manera de acuerdo a las personalidades de cada uno de los miembros del jurado, logrando que, al final, el acusado sea considerado inocente. Una importante lección ahora que se ha puesto de moda -gracias a las redes sociales- acusar sin fundamento a las personas.




4.   4.- EL INSULTO.- Una preciosa película libanesa que comienza con un pequeño daño en la fachada de la casa de un cristiano libanés por parte de un rehabilitador de edificios palestino y que se convierte prácticamente en un problema nacional, al no querer disculparse el supuesto agresor. El proceso judicial llevado a cabo por causa de esa agresión, se convierte en el pretexto para debatir temas como el racismo, el conflicto palestino, las heridas dejadas en las guerras o el orgullo nacional, dejando frases inolvidables para los espectadores sobre todo aquellas que se refieren al valor de la disculpa.




5.   5.- EL CRIMEN DE CUENCA.- Película estrenada en 1980 y dirigida por la cineasta Pilar Miró, está basada en unos hechos reales suscitados en unos pueblos de la provincia de Cuenca. La película generó controversia al prohibírsele su estreno y que, cuando se pudo hacerlo, generó un gran impacto y un amplio debate en la sociedad debido a la crudeza de su argumento. Narra un largo y complicado proceso judicial contra dos hombres acusados de la muerte y desaparición de un campesino y cuya sentencia se la hace basada en la confesión de los dos implicados bajo terribles torturas. Al cabo de algunos años son declarados inocentes restituyéndoles la libertad y el honor, debido a que el supuesto muerto apareció vivo, aunque llegara tarde el resarcimiento ya que en el camino se habían dejado familias destruidas y vidas personales arruinadas que nunca podrán recuperarse. Para reflexionar sobre la injusticia y los procesos judiciales viciados.




6.   6.- EL PROCESO.- Es una película basada en el libro del mismo título de Frank Kafka y que fue estrenada en 1962 bajo la dirección de Orson Welles y protagonizada por Anthony Perkins. La incluí en esta lista porque refleja la angustia que siente el protagonista, al enterarse que es está inmerso en un proceso judicial del que no sabe de qué se le acusa. Invita a empatizar y reflexionar sobre la injusticia cuando el ser humano se siente perdido e indefenso, incluso, ante casos donde aun sabiendo de qué se le acusa, desconfía del sistema judicial. Una verdadera pesadilla, en verdad.




7.   7.- MATAR A UN RUISEÑOR.- También una película homónima del libro de Harper Lee y que ya lo había incluido en otra lista. Me encanta porque está protagonizada por uno de mis actores favoritos, el gran Gregory Peck, interpretando a Atticus Finch, un abogado coherente en sus principios que no solamente es íntegro a nivel personal, sino que lo es a nivel profesional y que tuvo que enfrentar un caso de violación y asesinato supuestamente por parte de una persona de raza negra en los EEUU de principios del siglo XX. Sobra decir que, pese a que hace un brillante alegato a favor de la inocencia del acusado, pierde el caso, pero en cambio, sirvió de inspiración para los abogados del mundo y avivó el debate sobre los derechos civiles de los negros en EEUU.




8.   8.- SPOTLIGTH, PHILADELPHIA y ERIN BRONCHOVITH.- Películas que cuentan con desenlaces predecibles ya que, periodistas normales y ciudadanos comunes y corrientes, luego de enfrentarse al sistema o a los poderes establecidos, ganan los casos judiciales reafirmando los derechos como el derecho a saber la verdad en el primer caso y los derechos humanos en los otros.




9.  9.- LEGÍTIMA DEFENSA.- Aunque el argumento es más o menos parecido a las de las tres películas anteriores ya que se trata de un joven e inexperto abogado que, contra todo pronóstico, gana un juicio contra una poderosa aseguradora médica en favor de un desahuciado por cáncer, no nos deja indiferente por cuanto el tema del derecho a la salud asociado al pago por la misma, está siendo muy cuestionado no solamente en países como EEUU, sino en algunos países del resto del mundo. Seguramente el hecho que estemos conscientes de la suerte que tenemos en España de gozar de una salud pública de primera calidad, nos hace reflexionar de la injusticia de estos casos donde un pequeño David tiene que enfrentarse a un gran Goliat, mientras la vida se le escapa de los manos y llegando la justicia muchas de las veces, tarde.




1010.- KRAMER VS. KRAMER.- Una oscarizada película que fue muy famosa en su tiempo y que, sin embargo, me parece muy actual ya que, pese a que en el veredicto prevaleció el interés del niño, nos demuestra que muchas de las veces aplicar la ley a rajatabla tampoco es bueno. Pienso que debe más bien debe primar el sentido común y la adaptación de la ley a cada circunstancia porque muchas de las veces una sentencia, puede convertirse en un daño antes que un beneficio.

No hay comentarios: